Venezuela, el país petrolero con peor desempeño económico

Pese a que el precio del crudo aumentó 363% en 15 años, tiene la inflación y el déficit fiscal más altos entre las naciones que integran la OPEP
Andrés Rojas Jiménez
(0)
10 de febrero de 2014  

CARACAS.- Hay expertos que por años señalaron que los países con petróleo están marcados por una maldición, y en Venezuela la principal referencia de esa tesis la hizo hace 40 años el ex ministro de Minas e Hidrocarburos Juan Pablo Pérez Alfonzo, cuando publicó su ensayo "Hundiéndonos en el excremento del diablo".

Los resultados económicos de 2013 y pronósticos para este año eximen de ese maleficio a la mayoría de las naciones productoras de hidrocarburos, que incluye a buena parte de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). La excepción es Venezuela, que figura como la fiel representación de ese mal augurio: el año pasado -pese a los altos precios del crudo- exhibió los peores resultados, y no se presagian mejoras.

"En 15 años, el precio del petróleo venezolano aumentó 363%, y lo que vemos es escasez de divisas y una inflación nueve veces más alta que el promedio de América latina y 41 veces por encima de la de países industrializados", dijo David Alayón, director de Kapital Consultores. "La producción petrolera en la OPEP aumentó 27% y la del mundo, 19%. Pero la de Venezuela cayó 18% entre 1997 y 2012", advirtió con datos del más reciente reporte de British Petroleum.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que la economía venezolana registró en 2013 una brusca desaceleración, con un crecimiento apenas superior al 1%. Se agrega una tasa de inflación de 56,2%, la más alta del mundo, y el déficit fiscal más elevado del planeta, que llega a 15% del PBI. Es decir, al gobierno le faltan 45.000 millones de dólares para cubrir el gasto público.

Por el contrario, los indicadores de Noruega están en las antípodas de los de Venezuela: inflación de 1,73% en todo el año, superávit fiscal de 12,3% del PBI y ahorros superiores a 800.000 millones de dólares.

"Noruega es un país que siempre tuvo disciplina en el gasto de los recursos petroleros. Ahorra y gasta sólo un pequeño porcentaje, y desde sus inicios concibió su industria petrolera con una gran participación nacional", explicó Francisco Paris, economista del London School of Economics. "Lo que se impusieron los noruegos para el ahorro petrolero lo cumplieron, hay respeto al Estado de Derecho, pero es un país de apenas cuatro millones de personas y cuando les llegó la bonanza tenían una base social e institucional sólida", acotó.

Entre los miembros de la OPEP, además de Venezuela, Irán y Libia fueron las otras dos economías con resultados adversos. El primero, por las sanciones impuestas por el desarrollo del programa nuclear, y el segundo, por los enfrentamientos tras el derrocamiento de Muammar Khadafy. Pero, aún así, sus tasas de inflación y de déficit fiscal son inferiores a las venezolanas.

Los mejores resultados dentro de la organización los tienen Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar, con ingresos excedentarios que favorecieron tasas de ahorro de 40%, 55% y 59% de sus respectivos PBI. En términos absolutos, estos países acumulan ahorros -que no incluyen sus reservas internacionales- por encima de 100.000 millones de dólares cada uno; y avanzaron en la diversificación de su economía, principalmente mediante el impulso al turismo.

Las reformas legales o constitucionales, los cambios de gobierno o en la política económica pueden generar un viraje para mejorar la percepción de riesgo que se tiene de un país y atraer inversionistas. Dos ejemplos recientes de países petroleros son México e Irán. El primero, con su apertura al capital privado y extranjero en el sector de hidrocarburos, y el segundo, por la disposición del presidente Hassan Rohani para un acuerdo nuclear.

"La reforma de México fue más lejos de lo planteado originalmente por el presidente Enrique Peña Nieto. Es más integral de lo que se hizo en la década pasada en Brasil y Colombia, excepto porque Pemex no cotizará en el mercado de valores, pero podrá constituir empresas mixtas", explicó Francisco Monaldi, profesor invitado de Política Energética de la Universidad de Harvard. "Es un reto muy serio porque México atraerá mucha inversión que antes pudiera haber ido a Venezuela", añadió.

En el caso de las expectativas de Irán, Monaldi señala que es prematuro pronosticar si, finalmente, revertirá las sanciones y logrará atraer inversionistas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.