Venezuela: protestas y heridos el cierre del canal opositor

Miles de personas se concentraron en distintas ciudades para repudiar la decición del gobierno de Chávez; a la hora cero de hoy dejó de transmitir Radio Caracas Televisión, el más antiguo del país caribeño, sustituido 20 minutos después por la nueva señal estatal TVes
(0)
28 de mayo de 2007  • 19:36

CARACAS .— Las protestas, algunas violentas, contra el gobierno venezolano por no renovar la concesión a RCTV marcaron la jornada de hoy en Venezuela.

Cuatro estudiantes fueron heridos de bala en la Universidad de Carabobo, en la central ciudad de Valencia, en medio de manifestaciones contra la decisión gubernamental de no renovar la licencia de transmisión del canal privado Radio Caracas Televisión (RCTV).

El ministro del Interior, Pedro Carreño, informó desde una guarnición militar en Carabobo que hubo "enfrentamientos" en las escuelas de Educación e Ingeniería de la casa de estudios de esa entidad, en los que cuatro estudiantes resultaron lesionados.

Anoche, la policía disolvió con gases lacrimógenos varias protestas en Caracas.

Una gran concentración de miles de personas delante de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) fue disuelta después de varios incidentes que dejaron once policías heridos, según el general Francisco Romero, director de la policia Metropolitana, quien justificó la represión en que se produjeron algunos disparos de armas de fuego.

Las pantallas de RCTV difundieron entre risas y lágrimas, durante todo el día, un maratónico programa de despedida denominado Un amigo es para siempre .

Según las encuestas, entre un 70% y 80% de los venezolanos están en contra de la decisión del gobierno de no renovar la licencia de trasmisión de RCTV.

Transmisión alternativa. En una conferencia de prensa en el canal, Granier no descartó la posibilidad de seguir emitiendo con otra tecnología, pero dijo que "el gobierno está presionando a las empresas de cable y satélite para que nos saquen del aire".

RCTV se apagó con el aplauso de la televisora estatal Venezolana de Televisión (VTV), identificada con el chavismo, y el silencio de sus competidoras privadas de alcance nacional, Televen y Venevisión, mientras Globovisión le brindó todo su apoyo.

Una decisión polémica. La señal del canal de televisión más antiguo de Venezuela, Radio Caracas Televisión (RCTV), se extinguió anoche al expirar su concesión, que el presidente Hugo Chávez decidió no renovar, y 20 minutos después fue sustituida por la nueva emisora estatal TVes.

Tomados de la mano, los empleados de RCTV cantaron el himno nacional antes de que la imagen en las pantallas se ennegreciera con la salida del aire del único canal opositor de alcance nacional por señal abierta en Venezuela.

El canal opositor que subsiste es el de noticias 24 horas Globovisión, cuya señal llega sólo a Caracas y a la tercera ciudad del país, Valencia, y es difundida también por cable.

"En Venezuela, la democracia y RCTV regresarán", aseguró el presidente de RCTV, Marcel Granier, poco antes de que se extinguiera la señal televisiva.

TVes comenzó a emitir también con el himno nacional ejecutado por el coro y la orquesta sinfónica juvenil Simón Bolívar bajo la batuta del célebre director venezolano Gustavo Dudamel.

La presidenta de la nueva cadena, Lil Rodríguez, realizó un breve discurso de inauguración, de bajo perfil político, en el que apeló a la "responsabilidad en el marco de nuestra constitución, nuestra soberanía, nuestra alegría".

Medios opositores. En Venezuela susbisten importantes diarios opositores, así como emisoras de radio que dan un amplio espacio a los que adversan a Chávez.

Pero el gobierno concentra cada vez más medios en sus manos, al tiempo que impulsa la creación de medios comunitarios.

Además de VTV, tiene la televisora Vives, el canal de la Asamblea Nacional, acaba de comprar CTM y controla el canal multiestatal Telesur.

El diario El Nacional , en un editorial publicado en su primera página bajo el título de "Poder sin límites", afirmó que la medida del gobierno marca "el fin del pluralismo" en Venezuela y denunció "el creciente monopolio de la información ejercido a través de los medios audiovisuales en poder del Estado".

Por el contrario, el director de Ultimas Noticias , el diario venezolano de mayor tiraje, Eleazar Díaz Rangel, escribió que la medida del gobierno sólo afecta "la libertad que han tenido los dueños de RCTV de informar lo que han creído importante y de no informar lo que, siendo importante, no convenía a sus negocios o intereses político-empresariales".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?