Suecia. Vestido como Darth Vader, un joven sueco ensangrentó una escuela