Victoria crucial de Johnson: los diputados aprobaron el plan final para el Brexit

El debate por el Brexit comenzará al mediodía y se espera que la votación se desarrolle varias horas después.
El debate por el Brexit comenzará al mediodía y se espera que la votación se desarrolle varias horas después. Crédito: DPA
(0)
9 de enero de 2020  • 14:45

LONDRES.- En una votación acelerada y con poco debate, la Cámara de los Comunes del Parlamento británico, dominada por los conservadores, aprobó hoy la propuesta de Brexit del primer ministro Boris Johnson por 330 sufragios contra 231, iniciativa que allana el camino para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE) el 31 de enero.

El texto fue reiteradamente rechazado por el Parlamento y aplazado en tres oportunidades, pero ahora, a raíz de la mayoría que consiguió el primer ministro conservador en las legislativas anticipadas de diciembre, el proyecto de ley de divorcio debería ser aprobado. El debate comenzará al mediodía y se espera que la votación se desarrolle varias horas después.

La oposición, liderada por un Partido Laborista en busca de nuevo líder tras sufrir su peor derrota electoral desde 1935, afirma que el acuerdo de Brexit será utilizado como "un ariete" para llevar a cabo una mayor desregulación.

Tras la aprobación de hoy, el texto pasará la semana que viene a la Cámara de los Lores. Se prevé que el proceso concluya con la firma de la reina Isabel II, alrededor del 22 o 23 de enero. El acuerdo, que permite un retiro con una transición hasta diciembre de 2020, debe ser también ratificado por el Parlamento Europeo.

El texto precisa los derechos de los ciudadanos europeos en Gran Bretaña y los británicos en la UE y la factura -de unos 39.000 millones de libras- que Londres deberá pagar por sus compromisos financieros con el bloque.

Tras el Brexit, Londres y Bruselas comenzarán una segunda fase de negociación, que tiene que ver con la organización de los vínculos comerciales después de la aprobación. Johnson prometió concluirla antes de finales de año para no tener que ampliar el periodo de transición. Sobre este punto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió que Londres podría perder su acceso al mercado europeo si insiste en concluirlas antes de finales de año: "Tenemos duras conversaciones por delante y cada lado hará lo que sea mejor para él", dijo.

El largo camino hacia el Brexit

En un referéndum el 23 de junio de 2016, el 52% de los británicos votó por salir de la UE. Esto provocó la dimisión del primer ministro conservador David Cameron, artífice del referéndum, pero partidario de permanecer en el bloque. Fue reemplazado por Theresa May, que se convirtió en primera ministra el 11 de julio.

El 29 de marzo de 2017, May envió una carta a Bruselas citando el artículo 50 del Tratado de la UE que establece la retirada voluntaria de un país miembro, en un principio en un plazo de dos años. En este contexto, May adelantó las elecciones al 8 de junio en un intento de fortalecer su posición, pero perdió la mayoría absoluta y tuvo que negociar el apoyo de los 10 diputados del partido unionista norirlandés DUP para poder gobernar.

Tras año y medio de arduas negociaciones, Londres y Bruselas alcanzaron un acuerdo de divorcio el 13 de noviembre de 2018, que afrontó una amenaza de veto planteada a última hora por España respecto a las relaciones con Gibraltar, pero fue finalmente firmado el 25 de noviembre. El 15 de enero el acuerdo fue rechazado por 432 votos en contra y 202 a favor en el Parlamento británico.

May obtuvo más garantías de la UE sobre la "salvaguarda irlandesa", pero los diputados de Westminster volvieron a rechazar el texto el 12 de marzo. El Consejo Europeo aceptó aplazar el Brexit hasta el 22 de mayo si Gran Bretaña aprobaba el Tratado de Retirada. El 29 de marzo, el acuerdo fue rechazado por tercera vez: 344 votos contra 286. El 11 de abril May obtuvo de la UE un segundo aplazamiento hasta el 31 de octubre.

El 23 de julio, Boris Johnson, partidario de un Brexit con o sin acuerdo el 31 de octubre, fue elegido por el Partido Conservador para suceder a May, quien había anunciado su renuncia el 7 de junio. El 28 de agosto, el nuevo primer ministro anunció la suspensión del Parlamento a partir de la segunda semana de septiembre y hasta el 14 de octubre. El 3 de septiembre, Boris Johnson perdió la mayoría absoluta tras deserciones y expulsiones de diputados de su partido.

El Parlamento aprobó una ley que obligaba al primer ministro a pedir a la UE una postergación del Brexit si no lograba un acuerdo de retirada para el 19 de octubre. El 24 de septiembre, la Corte Suprema británica juzgó de manera unánime como "ilegal" la suspensión del Parlamento, que volvió a sesionar al día siguiente. El 17 de octubre, la UE y Gran Bretaña anunciaron haber alcanzado un nuevo acuerdo de divorcio. Dos días después, el Parlamento británico aprobó una enmienda que posponía toda adopción del acuerdo de divorcio hasta que se hubiese aprobado la legislación necesaria para implementarlo. Esto obligó al primer ministro Boris Johnson a pedir un nuevo aplazamiento a la Unión Europea hasta el 31 de enero de 2020.

Agencia AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.