Video: un policía blanco mató al afroamericano Samuel DuBose por no llevar patente

El agente Ray Tensing, de 25 años, fue acusado de homicidio por un fiscal, que afirma que el disparo en la cabeza del conductor fue "injustificado"; puede enfrentar cadena perpetua
Audrey DuBose, la madre de DuBose, junto a uno de sus hijos, desconsolada
Audrey DuBose, la madre de DuBose, junto a uno de sus hijos, desconsolada
El agente Ray Tensing, de 25 años, fue acusado de homicidio por un fiscal, que afirma que el disparo en la cabeza del conductor fue "injustificado"; puede enfrentar cadena perpetua
(0)
30 de julio de 2015  • 10:58

CINCINNATI, Ohio.- "Nunca debió haber sido policía", le dijo un fiscal ayer al policía blanco Ray Tensing, de 25 años, después de acusarlo formalmente de homicidio por la muerte del ciudadano afroamericano Samuel DuBose, un conductor al que detuvo porque le faltaba la chapa patente delantera y terminó disparándole, según muestra un video.

Joe Deters, fiscal del condado Hamilton, anunció la acusación del jurado investigador durante una conferencia de prensa sobre el desarrollo de las pesquisas en torno al tiro que el policía de la Universidad de Cincinati, en Ohio, le infligió a Samuel DuBose, de 43 años, el 19 de julio.

Las autoridades señalaron que Tensing detectó el auto conducido por DuBose, al cual le faltaba la chapa patente, un requisito bajo las leyes de Ohio. El agente detuvo el vehículo y se produjo una confrontación luego de que DuBose se negara a entregar su licencia de manejo y a salir del auto.

El oficial Ray Tensing era agente de la policía de la Univerisdad de Cincinati
El oficial Ray Tensing era agente de la policía de la Univerisdad de Cincinati

Tensing, de 25 años, alegó que fue arrastrado por el vehículo y temía ser atropellado, por lo que se vio obligado a dispararle a DuBose, de 43 años y con diez hijos, cuya cabeza fue perforada por la bala.

Pero, basado en las imágenes que registró la cámara que el policía deber llevar encima, Deters rechazó las afirmaciones de Tensing. Tensing "cayó de espaldas luego de dispararle en la cabeza", dijo el fiscal.

En el video se escucha al policía solicitar la licencia de conductor de DuBose, que manejaba un viejo Honda Accord sin chapa patente delantera, en varias ocasiones y éste responde que sí la tenía pero no se la da. El agente también le pregunta por una botella que hay en el piso, que DuBose le entrega sin sobresaltos y resulta ser Gin.

"Tengo licencia. Podés buscar mi nombre", le dice después de avisarle que no puede encontrar el registro.

Posteriormente, Tensing le pide a DuBose que se quite el cinturón de seguridad. En ese momento, el agente tira de la manija de la puerta y el conductor lo impide con su mano. Luego el video se hace borroso, pero se escucha un disparo y, aparentemente, DuBose parece quedar abatido en el asiento antes de que el auto se aleje y choque contra un poste.

Mientras el auto avanza, Tensing grita "¡Alto!" y cuando el vehículo frena, él y otro agente se acercan apuntando con su arma, momento en que termina el video.

La Universidad de Cincinnati informó que despidió a Tensing luego de que se le presentaran cargos. El agente se entregó en el Centro de Justicia del condado Hamilton y fue procesado bajo los cargos de homicidio y muerte imprudencial.

"Es una muerte sin sentido y totalmente injustificada. El agente no estaba lidiando con alguien a quien se buscase por asesinato, sino con alguien que no llevaba matrícula", explicó el fiscal del condado de Hamilton, Joseph Deters, quien presentó este miércoles los cargos contra el agente.

Tensing deberá comparecer hoy ante la corte para la primera vista y, en caso de que el proceso judicial se resolviese en su contra, podría ser condenado a cadena perpetua.

Este caso es el último en una serie de episodios mortales protagonizados por policías blancos de Estados Unidos y la comunidad afroamericana, que han elevado al máximo las tensiones raciales en el país y han puesto en duda las prácticas de los agentes de la autoridad.

Agencias EFE, AP y ANSA

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.