Violencia en Colombia: 100 muertos en tres días

Fuertes enfrentamientos entre las FARC y los militares
(0)
21 de octubre de 2000  

BOGOTA.- Un centenar de muertos, decenas de heridos, militares secuestrados y la destrucción total de cientos de viviendas fue el saldo de la violenta ofensiva guerrilla en tres Estados de Colombia en los últimos tres días.

El gobierno del presidente Andrés Pastrana ordenó ayer un amplio operativo militar contra varios frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que operan al sur y al noroeste del país, en respuesta a los ataques de la guerrilla.

"Colombia no se amilana ni se doblega, no nos arrodillamos ni damos la espalda porque estamos convencidos de que el proyecto democrático es el mejor legado para las próximas generaciones", dijo ayer el presidente Andrés Pastrana ante la ofensiva de las FARC.

"Hemos ofrecido la mano generosa a quienes permanecen fuera de la ley, buscando una salida política con conflicto armado. Queremos hacer la paz en paz, pero no claudicamos ni entregamos la visión de un mundo mejor por unas ráfagas de metralleta", recalcó Pastrana tras condenar la ofensiva.

Los poblados afectados por los ataques son Dabeiba, Estado de Antioquia, y Bagadó, Estado del Chocó, sobre el Pacífico, donde las FARC incursionaron anteayer. El tercer escenario es el Putumayo, al Sur, donde las FARC mantienen combates con los paramilitares desde hace casi un mes.

Ofensivas

El ministro de Defensa, Luis Ramírez, rechazó la ofensiva de las FARC contra Dabeiba, donde murieron 52 militares -entre ellos los ocupantes de un helicóptero que se accidentó en la zona- y 50 rebeldes.

"Atacaron una población inerme, destruyeron todo a su paso, el cuartel, la alcaldía, numerosas residencias de familias quedaron en el piso por las explosiones", afirmó consternado el ministro Ramírez.

Durante los enfrentamientos murieron otros 32 soldados y policías. Aunque Contreras señaló que unos 50 guerrilleros murieron, aún no se recuperaron los cadáveres de los insurgentes.

La segunda acción se registró en Bagadó, estado del Chocó, donde las FARC incursionaron desde el jueves en la mañana y mantenían ayer el control interno y en los alrededores. Se desconoce la suerte corrida por los 17 policías que custodiaban el puesto debido al corte de las comunicaciones con el comando municipal en Bagadó, de 3200 habitantes y enclavado en la selva chocana, cerca de Antioquia.

Imágenes captadas por el avión militar mostraron un comando de la policía destruido totalmente y varias residencias arrasadas por las explosiones.

El tercer escenario es el Putumayo, donde las FARC luchan desde hace un mes con las Autodefensas Campesinas por el control del territorio, considerado el más rico en cultivos de coca y amapola.

Allí, según se reveló, la violencia está obligando a miles de campesinos colombianos, sometidos día y noche a un fuego cruzado de balas y morteros de las FARC y de los paramilitares, a cruzar el fronterizo río San Miguel rumbo al Ecuador.

Los desplazados huyen hacia la pacífica -aunque ahora agitada- ciudad de Lago Agrio, en la provincia ecuatoriana de Sucumbíos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.