Washington: masiva marcha contra la guerra en Irak

Unas 100.000 personas protestaron frente a la Casa Blanca
(0)
25 de septiembre de 2005  

WASHINGTON.- Decenas de miles de personas marcharon ayer en Washington contra la guerra que Estados Unidos libra en Irak, encabezadas por Cindy Sheehan, la madre de un soldado muerto el año pasado en el país del Golfo Pérsico que se transformó en la cara y símbolo de los activistas antibélicos norteamericanos.

También varias capitales europeas fueron escenario de multitudinarias marchas, en especial Londres, donde se congregaron unas 10.000 personas, según la policía, y 100.000, según los organizadores.

En Washington, una multitud que crecía a medida que pasaban las horas marchó frente a la Casa Blanca al grito de "¡Bush afuera!" o "¡De Nueva Orleáns a Irak paremos la guerra ya!".

El presidente George W. Bush estaba en ese momento en una base militar de Colorado, desde donde monitoreó el paso del huracán Rita.

Los organizadores del acto esperaban que asistieran unas 100.000 personas, cifra que anoche fue confirmada por la policía de la capital norteamericana. De esa forma, la manifestación se convirtió en una de las mayores protestas contra el conflicto de Irak desde sus inicios, en marzo de 2003.

Personas procedentes de todo el país habían copado el centro de Washington ya por la mañana. Las autoridades habían establecido un amplio cerco en torno de la Casa Blanca y de los edificios cercanos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que este fin de semana celebran la asamblea conjunta mundial.

"Restauren el honor de Estados Unidos: ¡retírense!", decía una pancarta dirigida a Bush. "Terminen la ocupación", pedía otra.

Algunos centenares de personas se congregaron para celebrar una contramanifestación, con el lema de "Apoyen a nuestras tropas".

Al frente de la marcha estaba Cindy Sheehan, la madre de un soldado de 26 años muerto en Irak.

Al hablar a la multitud, Sheehan aseguró que hay signos claros de que la opinión pública se está volviendo contra el presidente en lo que a Irak se refiere.

"Creo que se está cobrando ímpetu; puedo verlo con mis propios ojos. Pero también leo las encuestas -dijo-. La gente me pregunta si las tropas volverán a casa y sé que lo harán; sé que lo harán".

Sheehan insufló nueva vida al movimiento antibelicista en agosto, cuando acampó frente a la hacienda de Bush en Crawford, Texas (en el Sur), para reclamar una entrevista con el presidente, que se negó a recibirla.

En Europa

Además de en Londres, los manifestantes antibelicistas marcharon por otras capitales europeas.

En París, una decena de asociaciones francesas, estadounidenses y franco-iraquíes lideraron la manifestación contra la guerra en Irak y por la retirada de las tropas norteamericanas a partir del mediodía en la Plaza de la Concordia, no lejos de la embajada de Estados Unidos.

Las consignas de los manifestantes eran "no a la guerra, no a las ocupaciones coloniales, no al imperio, no a la tortura, no al derecho internacional pisoteado, no a la negación de los derechos y la dignidad humana".

En Roma se programó una manifestación ante la embajada de Estados Unidos al llamado de "ciudadanos estadounidenses por la paz ".

En Copenhague, una manifestación fue organizada en el centro de la ciudad, convocada por la asociación Stop Terrorkrigen ("Detener la guerra del terror"). En Helsinki, también estaba programada una manifestación ante la embajada de Estados Unidos.

Agencias DPA, AP y AFP

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?