Zapatero descartó una retirada unilateral de tropas en Afganistán

Advirtió que los soldados españoles permanecerán hasta que la situación del país "deje de suponer una amenaza"
(0)
15 de septiembre de 2010  • 09:21

MADRID (DPA).- España no se retirará unilateralmente de Afganistán, como han hecho Holanda y Canadá, sino que permanecerá en el país asiático hasta que los aliados de la OTAN decidan conjuntamente la salida de las tropas internacionales, aseguró el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Las tropas españolas se mantendrán en suelo afgano hasta que la situación del país "deje de suponer una amenaza para la comunidad internacional y para los españoles", manifestó Zapatero en el Congreso de los Diputados, donde compareció para informar sobre Afganistán.

Zapatero no puso fecha a un posible repliegue, ni siquiera aproximada. "Un calendario con certeza es prematuro" en este momento, dijo. El jefe del Ejecutivo español admitió que la misión en Afganistán "no puede tener duración indefinida". Debe concluir "cuanto antes", dijo, pero hasta que eso pueda ocurrir, España mantendrá su "compromiso firme e inequívoco".

La muerte en un atentado de dos guardias civiles españoles y su intérprete de origen iraní y nacionalidad española el pasado 25 de agosto reabrió en España el debate sobre la permanencia allí de sus efectivos, 1500 actualmente enmarcados en la ISAF, la misión que comanda la OTAN.

El jefe del Ejecutivo socialista español informó hoy en el Congreso de que han sido detenidas cuatro personas relacionadas con el ataque terrorista, en el que un conductor de la policía afgana abrió fuego contra los españoles. Desde que se inició la misión española en ese país, en 2002, han muerto 93 españoles.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, volvió a criticar a Zapatero por no "llamar a las cosas por su nombre". Su formación, el conservador Partido Popular (PP), apoya la presencia de tropas españolas en suelo afgano, pero ha pedido siempre que el Ejecutivo socialista reconozca la situación de "guerra" en la que se encuentra. "Todo el mundo dice que lo de Afganistán es una guerra", manifestó Rajoy. "Todos los que están allí lo dicen, salvo usted", le reprochó.

Zapatero, sin embargo, sigue resistiéndose a calificar de misión de guerra la que realizan los soldados españoles. El gobierno habla siempre de "misión humanitaria" y "misión de paz". Lo más que llegó hoy a decir el jefe del Ejecutivo es que los soldados "trabajan en un escenario bélico, de conflicto, de violencia y muy peligroso".

Los partidos de izquierda sentados en el Congreso, con excepción del Partido Socialista (PSOE) de Zapatero, pidieron al Ejecutivo un calendario de retirada del país asiático. "La situación actual es insoportable", dijo el portavoz de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.