A sus 72 años, murió el mago y actor Ricky Jay

Dedicó su vida al ilusionismo
Dedicó su vida al ilusionismo Crédito: Gza. 20 Minutos
(0)
26 de noviembre de 2018  • 04:10

Nueva York (AP).- El mago y actor Ricky Jay murió ayer, a sus 72 años, en su casa en Los Ángeles, en Estados Unidos. La noticia la dio a conocer su representante Winston Simone y, tal como contó el sitio Variety, dijo: "Él era único. Nunca volveremos a ver alguien como él".

Participó, en general con roles secundarios, de varias películas y series de televisión, entre las que se destacan: Boogie Nights: juegos de placer, Magnolia, 007: El mañana nunca muere y Deadwood, de HBO. También fue consultor para Ocean's Thirteen (Ahora son 13) y Forrest Gump y coleccionaba libros sobre artistas y actores peculiares que trabajaron hace cientos de años.

Este actor, que estaba casado con la productora de cine Chrisann Verges, dedicó su vida al ilusionismo y era capaz de perforar una sandía con una carta que lanzaba al aire. De hecho, algunos lo consideraban como uno de los mejores magos del mundo.

También escribió varios libros, entre ellos "Dados: Ilusión, destino y suerte podrida" (Dice: Deception, Fate & Rotten Luck) y "Matthias Buchinger: El mejor alemán vivo" (Matthias Buchinger: "The Greatest German Living"). Este último se basaba en la historia de un mago alemán del siglo XVIII que nació sin piernas ni manos. Los artefactos de Buchinger que coleccionaba fueron presentados en 2015 en una exhibición en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Jay trabajó con el guionista David Mamet, quien produjo, entre otros, el espectáculo individual "Ricky Jay y sus 52 asistentes" ("Ricky Jay & His 52 Assistants") que ganó un premio Obie, por su gran éxito como una producción teatral fuera de Broadway.

Jay también participó de películas de Mamet como Casa de juegos (House of Games), Cuéntame tu historia (State and Main) y Bus 657 (Heist).

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.