A un mes del choque, investigan a Loly Antoniale por "lesiones culposas"

Ni la modelo ni el titular del auto que manejaba, Jorge Rial, dieron respuesta a los damnificados en el accidente de tránsito que protagonizó el 14 de junio
Fernanda Iglesias
(0)
16 de julio de 2015  • 08:56

Pasó un mes del choque que protagonizó Mariana Antoniale en el barrio de Palermo. Exactamente un mes y dos días en los que los damnificados por el accidente de esa noche no tuvieron respuesta. Ni de ella, ni del seguro, ni del titular del auto, Jorge Rial .

La madrugada del 14 de junio, Carolina Donelly y Gastón Regnier estaban cada uno en su auto, detenidos en el semáfaro de la calle Luis María Campos para tomar la avenida Santa Fe. Eran las 3 AM, había llovido, el piso estaba mojado y sintieron una frenada brusca. Al instante, una mole blanca que se les venía encima. Era la camioneta Land Rover que manejaba Loly. Según contaron los damnificados a Personajes.tv, la chica venía a alta velocidad y, cuando quiso doblar en la curva, se subió a la vereda y golpeó al Renault Clío que manejaba Donelly. Por el impacto, su auto chocó en cadena al Fiat Idea que conducía Regnier.

Muy shockeada, Loly les dio a ambos sus documentos: un registro de conducir vencido el 14 de abril de 2015 y una póliza de seguro provisoria, también vencida, en abril de 2014. Muy bien lookeada, la modelo estaba acompañada por otra chica, que vestía jean y zapatillas. Sin que nadie la llamara, llegó la policía. No hubo control de alcoholemia. Tampoco cuando llegó el SAME.

A los cuarenta minutos llegó Rial. "En ningún momento la abrazó ni la contuvo", contaron Donelly y Regnier. "Y tampoco nos prestó mucha atención a nosotros. Ninguno de los dos se preocupó por cómo estábamos."

La falta de interés siguió con el correr de los días. Fue Regnier el más insistente al intentar comunicarse con Loly: le mandó varios mensajes de Whatsapp. Ella los leyó, pero nunca contestó. Al día siguiente, los mensajes siguieron y ya ni siquiera fueron leídos: lo había bloqueado. La intención de Regnier era hacerle saber a Loly que había entregado un registro y una póliza de seguro vencidos. Como ella jamás contestó, probó con Rial: nada. El conductor de Intrusos no contestó ninguno de sus mensajes.

A Donelly no le fue mejor. Loly nunca atendió sus llamados y cuando le mandó un texto al celular, la modelo respondió con el teléfono de su abogado. Ella fue la más perjudicada ya que su auto tuvo más golpes y debió ser asistida en un hospital por un latigazo en el cuello. Al día siguiente del choque, hizo la denuncia por "lesiones" en la comisaría. Por eso, de oficio, la Fiscalía 7 (ubicada en Cerrito 268) ya citó como testigo al conductor del otro auto damnificado, que debe concurrir el 5 de agosto. La carátula de la causa número 39554 es "lesiones culposas".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.