Suscriptor digital

Actores que inspiran personajes

(0)
29 de marzo de 2000  

Roberto Catarineu y Valeria Bertucelli son las otras dos "patas" fundamentales del mundo de "Alarma". En cada una de las seis escenas, que duran alrededor de quince a veinte minutos, darán vida a estos personajes un tanto saturados por el mundo de las computadoras.

Como Flechner y Tortonese, ellos también se apartan del típico diskette de un actor antes del estreno que afirma, casi sin escuchar: "Está todo divino; nos llevamos bárbaro. Es un poco laaaaarga la obra, vamos a ver si la podemos acortar un poco", comenta al pasar Catarineu, un excelente intérprete de comedias musicales.

-Cuando se conectaron con el texto, ¿qué les gustó más, la obra o el elenco?

"El elenco", contesta ella casi sin necesidad de pensarlo. Catarineu es más cauteloso: "Cuando la leí me morí de risa. En ese momento ya sabía que estaban Alejandra y Valeria, después me cayó la ficha de Humberto. Yo leía toda esa situación de teléfonos sonando, me los imaginaba a ellos y fue un factor fundamental para dar el sí. Alarma desarrolla el humor basado en cada situación más que apuntar a un crecimiento dramático. Por eso es fundamental nuestro trabajo".

Ninguno de los cuatro protagonistas de "Alarma" habían compartido el escenario. Sin embargo, no pueden contener el placer de trabajar juntos. Y eso se nota con sólo verlos.

"No habíamos compartido un montaje, pero nos conocemos de la época del Parakultural. Ahí vi a Gambas al Ajillo, a Urdapilleta, Batato y Tortonese...", afirma la verdadera Silvia Prieto de la película de Martín Rejtman. "Yo soy más viejo -acota Catarineu- vengo del palo del café concert, del under de otros tiempos...". Quizás el haber mamado los mismos códigos de producción los hace personajes familiares entre sí.

Cuenta Bertucelli:"Mis compañeros son los que me ayudan a encontrar mis personajes. La obra se mete en seis situaciones convencionales, pero actuadas por cuatro intérpretes que somos anticonvencionales. Eso me parece atractivo. En casi todas las escenas hago de pareja de Tortonese y eso nexo es muy interesante. Creo que lo que se verá en el escenario poco tendrá que ver con lo que está escrito.En realidad, ésa es la lucha actual: tratar de respetar el texto sin tener que decir exactamente lo que dice".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?