Amalia Granata ahora defiende al Ogro