Amelia Bence vuelve a hacer cine

La actriz será dirigida por Atilio Polverini en la película "La loma del diablo"
La actriz será dirigida por Atilio Polverini en la película "La loma del diablo"
(0)
23 de marzo de 2000  

Tras veintiséis años de ausencia, Amelia Bence retorna al cine, un arte en el que ella imperó durante más de cuatro décadas. Y lo hará en "La loma del diablo", una producción que prepara aceleradamente Atilio Polverini, un autor de teatro que hizo sus primeras armas como realizador en "Bairoletto" (1985), luego de desempeñarse como gerente artístico de varias productoras cinematográficas.

La actriz no puede ocultar su entusiasmo frente a este proyecto al que se suma, además, su inminente reaparición en la pantalla chica.

"En 1973 -expresa- rodé "Adiós, Alejandra", y desde aquel momento me alejé de la pantalla grande. Los motivos fueron varios... En todo ese tiempo no hallé un guión que me interesase, los cineastas pretendían ubicarme en personajes pequeños y sin sustancia o, simplemente, parecía que mi larga trayectoria no tenía mayor significado... Afortunadamente valió la pena esperar, ya que la historia de "La loma del diablo" me entusiasmó enormemente y ya me puse a trabajar en este emprendimiento con Atilio Polverini, un cineasta que, felizmente, vuelve a colocarse detrás de la cámara."

El guión del film es una versión libre del libro "Divertidas aventuras del nieto de Juan Moreira", de Roberto J. Payró. "Mi personaje -señala- es fascinante, ya que se trata de una caudilla insertada en nuestra realidad histórica... Es un papel de gran intensidad dramática que, desde ya, estoy gozando plenamente."

Pero Amelia Bence, aquella estrella imborrable de títulos aún frescos en el recuerdo del público -"A sangre fría", "Danza del fuego", "Todo un hombre", "Nuestra Natacha"- no gusta detenerse en el pasado y prosigue con ímpetu su trayectoria artística.

"Desde hace dos años -dice- presento en bibliotecas, instituciones culturales y pequeños escenarios el espectáculo "Alfonsina", que dirigió Rodolfo Graziano y en el que me acompañan Ricardo Alanis y el pianista Cristián Aux. Hace algunos meses ofrecimos "Alfonsina" en Miami y logramos no sólo la aprobación del público, sino también varios galardones."

-Usted ya representó en 1957 a Alfonsina Storni y ahora retoma su figura en el teatro. No hay duda de su cariño por la poetisa .

-Sí, es verdad, le tengo un gran amor a Alfonsina porque además de ser una gran figura de la literatura, fue una mujer de temple que se enfrentó a una sociedad pacata... Su valentía como ser humano siempre corrió pareja con su sensibilidad de poetisa.

-¿Continuará ofreciendo este espectáculo?

-Es mi deseo, pero todo depende de que las autoridades culturales del gobierno me den la oportunidad y los medios económicos para que "Alfonsina" siga transitando los escenarios. Si figuras del rock, del folklore o del tango son subvencionadas muy generosamente, ¿por qué se me excluye de esa posibilidad?

Vivir el presente

La cordial sonrisa y esos ojos más lindos del mundo, que dieron título a uno de sus films más populares, resplandecen cuando Amelia Bence habla de sus realidades y de sus proyectos. Aclara que desea vivir el presente, "un presente -explica- que no significa sepultar mi carrera... El público no se olvidó de mí... lo veo y lo disfruto en la calle, en los negocios a los que voy de compras, en los estrenos teatrales ... Mi único deseo es seguir en actividad con más fuerza que nunca".

La televisión, otro de los basamentos de la trayectoria de la actriz, también volvió a convocarla: "El director Eduardo Mignogna se dispone a rescatar un exitoso programa de la pantalla chica. Se trata de "Cosa juzgada", de Juan Carlos Gené, y estaré en él en un personaje a mi medida".

Inquieta y rozagante de vitalidad, Amelia Bence sigue hablando de su pasado, de su presente y de su futuro. "Es hermoso sentirse viva -finaliza- y poder trabajar con el mismo ímpetu de siempre, sabiendo que el público todavía me recuerda y me quiere."

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.