Ariel Ramírez: "El daño es irreparable"