Bailando por un sueño: Cinthia Fernández, esquelética, fue la mejor del baile clásico