Bailando por un sueño: en el debut del ritmo libre, Candela Ruggeri brilló con fútbol y Cinthia Fernández se opacó con la danza aérea

Mientras que una eligió una coreo más clásica, la mediática fue más osada con una danza aérea
(0)
31 de julio de 2015  • 09:00

Muchas veces lo ostentoso no llega a deslumbrar como lo sencillo. Ayer comenzó la ronda de ritmo libre en " Bailando por un sueño " y Cinthia Fernández presentó un show de danza aérea que no atrapó a los jueces. En cambio, Candela Ruggeri se lució con una temática futbolera para su performance.

Cinthia Fernández y Gabo Usandivaras se despacharon con una danza aérea en homenaje a Gustavo Cerati, y fueron acompañados por Brian Tolenti, un artista callejero que cantó "En la ciudad de la furia" y "Corazón delator".

"Me gusta este ritmo porque se va a ver la competencia de creatividad. Tomaron mucho riesgo y hubo cosas que se vieron desprolijas en la primera parte" dijo Ángel De Brito que los calificó con un cinco. Molesta por el puntaje bajo, Cinthia cuestionó: "Es una falta de respeto. Es una incoherencia la nota porque fue una coreo de mucho riesgo". De Brito tampoco se guardó nada: "Lamento que no te guste pero báncatela".

Nacha Guevara, con esa misma lógica de evaluación, les dio un seis: "Me gustó el riesgo que tomaron. Si uno tiene corazón de artista, utiliza todo: el triunfo y el fracaso. Cuando uno hace cosas arriesgadas tiene que ser muy cuidadoso".

Como Cinthia y Gabo volvieron a discutir el puntaje recibido, Nacha les bajó un punto por "no saber aceptar una crítica".

Moria Casán, con voto secreto, también fue punzante: "No me transmitieron ni un poquito de emoción, no me pasó nada. Vi incomodidad y chicos jugando a hacer acrobacia. De cualquier manera, son combativos y tienen pasión. Pero, chicos, tienen que tener un poquito más de respeto por la gente que los juzga".

Por su parte, Soledad Silveyra les dio un ocho: "Parece que la ciudad de la furia está aquí presente. Se vio cierta desorganización, pero métanle porque se lo merecen, son una pareja maravillosa".

Por último, Marcelo Polino les puso un cuatro: "Me gusta que contesten porque hay gente que parece que está muerta en el certamen. Son una pareja virtuosa, pero hoy les salió mal, bánquensela".

Candela y la tradición futbolística

A continuación, secundado por varios compañeros campeones del mundo en el ‘86, Oscar Ruggeri ingresó al estudio para custodiar la presentación de su hija, Candela Ruggeri, quien eligió junto a Facundo Insúa una temática futbolera para bailar "Seven nation army" de White Strips y "No me olvides" de Abel Pintos.

Después de la coreografía, donde también participó Oscar, el jurado se msotró contento con la performance.

"Quiero felicitar a la coach porque tuvo una idea redonda. Fue perfecto. Felicitaciones", dijo De Brito y los calificó con un diez. Nacha se sumó a ese puntaje, se puso de pie y destacó: "la emoción y el juego de una coreografía estupenda".

Moria con voto secreto también les dio el visto bueno: "Tuvieron gran ejecución, realización y desempeño. Gracias por todo los que nos brindaron". Por su parte, Solita también les puso un diez: "De verdad, fue una alegría maravillosa". Por último, Polino les dio un ocho: "Comparto lo que dijeron mis compañeros: me gustó la vibra que trajeron".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.