Bailarines que vuelan muy alto

"De parte en parte", música de UNDO, y "South, wall and after", música de Piazzolla, Singer y Didg. Intérpretes: Paula Bandini, Luis Della Mea, Leonardo Haedo, Leandro Kees, Nazarena Mon, Paula Robles y Cristina Tziouras. Teatro Regio. Nuestra opinión: Muy bueno
(0)
26 de octubre de 2000  

Brenda Angiel continúa explorando la danza aérea; los bailarines, suspendidos por cuerdas y arneses, adquieren otra dimensión. Los desplazamientos en el espacio transmiten poesía, potencia y emoción. La autora ha logrado que no se inserte la idea de lo acrobático ni deportivo, por cuanto los elementos que sus intérpretes usan son similares a los circenses y a los del alpinismo. Así, con el trío UNDO en vivo, integrado por Martín Ghersa, Pablo Arcangeli y Julián Kancepolsky, también autores de lo que se escucha, "De parte en parte" muestra dúos en el primer y segundo fragmento.

En el del inicio, un chica y un muchacho están sostenido por uno de sus brazos de una correa que cuelga del techo. Sus desplazamientos tienen el piso como referente, al que llegan desde las alturas con serenidad y tocándolo en pasos que conforman una coreografía etérea y romántica. La última parte es la más divertida. Tres mujeres, atadas por la cintura con arneses, saltan, giran sobre sí, rebotan y parecen haber obtenido la cualidad de la ingravidez. Hasta que los hombres, "sueltos", las toman como partenaires para conformar una chispeante fiesta volátil.

"South, wall and after" ("Sur, paredón y después") es una pieza que Angiel creó para el American Dance Festival, de Estados Unidos. Con música de Piazzolla y otros (grabada), en este caso el muro del fondo es clave. Amarrados por la cintura, bailan sobre la pared. Generan la ilusión de que en ese plano están parados sobre el piso, más son moscas humanas. Angiel no sólo inventa otra especie de danza y los pasos apropiados a su estilo, sino también sabe trabajar con la iluminación: aquí, rectángulos de luz enmarcan las figuras a modo de cuadros móviles.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.