Festival. B.B. King y Pappo, en un homenaje bien blusero