Bestiario

El grandote y la chiquita Una gata mimosa y otra friolenta Un perro que dejó huella Cachorra en apuros lista para adoptar
(0)
10 de diciembre de 2009  

Da miedo: sobre el lomo del rottweiler Tyson asoma divertida la hámster Manola. "Contrario al pensamiento popular, Tyson era el perro más paciente y bueno que uno pudiera imaginar. Recuerdo que cuando era chica subía a caballito de él, lo vestía, lo perseguía, y hasta toleraba que Manola se pusiera encima, aunque a ella le daba un poco de miedo. A diferencia de la mayoría de los hámsteres, Manola vivió cinco años. Era muy divertida y subía arriba de mí para acompañarme cuando miraba televisión. Yo la metía en las pelotas de plástico diseñadas especialmente para ellos y paseaba por toda la casa", los recuerda Macarena Rodríguez.

A los inviernos crudos, Juana, como buena gata remolona que es, los sufre como puede. Para paliar la escarcha, se mete dentro de los suéteres. "Es mi gata, mi amor y toda mi compañía. Tiene siete años y nació el mismo día que yo", cuenta María Juliana Villanueva.

Visitá el blog de

Martina es gorda, haragana..., pero muy cariñosa. "Fue adoptada por Mariana Rodríguez Villegas cuando su tutora anterior, Carina Leone, se fue a vivir a México. Le contamos que Martina demuestra sus demandas de afecto constantemente; haciendo coquitos, sube a la mesa, empuja con la cara la frente de su nueva amiga y busca la mano o el brazo para pedir caricias. Me compró a mí también, es un encanto de mascota", dice quien se autodefine abuela gatuna, Mónica Levy.

"Durante 14 años, Valentino fue nuestro adorado beagle, alegre, travieso, ladrón de comida, firme en sus convicciones y compañero incondicional. Fue ejemplo de bondad, de paciencia y de una lealtad natural, igual a la de sus semejantes", lo recuerda su tutora, Alicia Vignolo de Albesi.

Llegó a casa con tres hermanos. Todos encontraron hogar, incluso ella, en principio. Pero la devolvieron porque, en la familia adoptante, alguien no la quiso. Sin embargo, es una linda cachorra de cuatro meses, ideal para el campo o para compartir espacio con otros animales, dado que es muy sociable. También le gustan los chicos, y adora jugar y jugar. Ya tiene todas las dosis de las vacunas quíntuple y séxtuple, y también está desparasitada. Se merece otra oportunidad de convertirse en una gran mascota. Para adoptarla, escribir a bestiario@lanacion.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.