Bienvenidos al fenómeno tuning

El plan es sencillo: consiste en partir de un auto "virgen" (base) y hacerle modificaciones (tantas como te permita tu imaginación... ah, sí: ¡y tu bolsillo!). Personalizarlo. Customizarlo. Reconstruir el equipo de audio, el capot, el volante, el motor, agregarle alerones y spoilers.
(0)
29 de abril de 2004  

Bienvenidos al fenómeno tuning. El plan es sencillo: consiste en partir de un auto "virgen" (base) y hacerle modificaciones (tantas como te permita tu imaginación... ah, sí: ¡y tu bolsillo!). Personalizarlo. Customizarlo. Reconstruir el equipo de audio, el capot, el volante, el motor, agregarle alerones y spoilers.

  • La nota completa se encuentra en la edición impresa
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.