Bulerías para un nuevo flamenco

(0)
20 de mayo de 1998  

¿De qué hablamos cuando hablamos de nuevo flamenco? La etiqueta enroló a toda una nueva generación de artistas de raíz flamenca, a principios de los ochenta, que salían embanderados dentro del sello Nuevos Medios, creado por el productor Mario Pacheco. Nuevos cantaores y guitarristas, resistidos por los flamencólicos que exigían la vuelta a la cantera original, surgieron influidos por la audacia de Camarón de la Isla, Enrique Morente y Paco de Lucía. Ellos habían marcado un nuevo camino con instrumentaciones, letras y estilos musicales que toda esta generación tomó como bandera y llevó a otra concepción universal de lo flamenco.

Dentro de esos jóvenes estaban guitarristas como Tomatito y Ketama, entrenados en tablaos y en fiestas familiares de los Habichuela. El primer disco de Juan y Antonio Carmona, José Soto "Sorderita" y Ray Heredia tenía en la portada una pintura del posmoderno Ceesepe y eso marcaba una diferencia al lugar común del flamenco. A los tangos de Huelva se integraban la rumba y la salsa y, con el tiempo, los sonidos morunos y africanos. Después explotaron definitivamente con las rumbas salseras y rápidamente se convirtieron en una de las caras visibles de esa nueva horneada flamenca; como se llama a un grupo de tres gitanos que arrancan por bulerías, para ratificar su origen, en el show que dieron en la Argentina.

Fue ése el espíritu de un concierto dominado por las canciones que escribieron (eso es otro mérito del grupo) en estos 15 años y donde acentuaron una estética más rumbera. Pero llevan puesto el flamenco, a pesar de la estructura salsa-pop de las canciones. Siguen haciendo pesar ese apellido que aparece en los rasgos del cante de Antonio Carmona, aunque embarcados en un sonido que los sacó del gueto y la pobreza. Es lógico que no quieran hacer lo mismo de ayer; para eso se aconseja ir a buscar una grabación de Manolo Caracol. Ya lo dijo el cantaor Morente: "Cada generación flamenca tiene una manera propia de expresar el sufrimiento. La vida es otra: ya las madres no paren en la cueva. Aparecerán formas de belleza análogas a la del pasado".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.