Cálidas muecas de lana

Un grupo de osos tejidos le tiende la mano a un hogar de mujeres
(0)
28 de abril de 2004  

Están sentados alrededor de una gran torta de casamiento, mirando intrigados al recién llegado. Eran cincuenta y seis cuando aparecieron por primera vez en el local de Puro Diseño, en el Paseo del Pilar, invitados por su responsable, Dolores Navarro Ocampo.

"Poco a poco fueron despertando el entusiasmo de los visitantes, con sus muecas de lana y ojos de vidrio, y el número comenzó a disminuir", comenta Ana Mujica, creadora del taller de juguetes tejidos del hogar Luis María Saavedra, de la Sociedad de San José, lugar de nacimiento de los ositos.

La Sociedad fue creada en 1874 como institución sin fines de lucro para asistir a la mujer y la familia. Tiene a su cargo seis hogares y dos colegios donde viven 500 señoras (viudas sin familia, con pensiones mínimas o sin medios) y se educan 1200 chicos. Se trata de tres hogares en Once, dos en Flores (en uno también hay un colegio). En Quilmes funciona el Hogar Ambrosio Olmos, especializado en violencia familiar, con alojamiento para familias muy necesitadas, mujeres solas y un jardín maternal con comedor y consultorios externos.

Desde los años 20

En tanto, la historia del Hogar Luis María Saavedra comenzó en 1924, cuando Dámasa Zelaya de Saavedra donó un terreno de 10.759 m2 -en lo que hoy es Balbín y Donado- para construir una casa con fines solidarios. En ese momento, la presidenta de la Sociedad, Elisa Alvear de Bosch, estaba edificando su residencia en Palermo con planos trazados por su amigo, el arquitecto francés René Sergent.

"Lo curioso es que Sergent nunca estuvo en la Argentina, y trazó los proyectos en su estudio de París. Pero es autor de obras muy importantes, como el Palacio Errázuriz -actual Museo de Arte Decorativo-; el Sans Souci, en San Fernando, o el Palacio Bosch, hoy -claro- la embajada de Estados Unidos", agrega Ana.

Y sigue Estela Cichero de Gelly y Obes, presidenta de la Sociedad San José: "Elisa le pidió a Sergent que también diseñara el proyecto del nuevo hogar. La primera parte se inauguró el 12 de junio de 1927, y ese mismo día se colocó la piedra angular de la iglesia de la Sagrada Familia, que parece un templo de Chartres".

El taller fue abierto en febrero de este año como espacio de creación y rehabilitación, con la idea de que la venta de sus productos ayudara al mantenimiento del hogar. "En cuanto al oso, surgió como un personaje tierno y simpático. Además, poco menos que ineludible porque, ¿quién no tuvo un oso en algún rincón de su infancia?", ríe Mujica.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.