Capusotto: "No me gusta el humor político"

El artista vuelve hoy a la pantalla del 7 con su programa que ya es de culto para muchos, habló con LA NACION sobre cómo ve el humor en la televisión de hoy
Paula Soler
(0)
27 de agosto de 2012  • 12:18
Video

Para alegría de los cultores del humor absurdo que hace bien y que maneja la ironía al dedillo, este lunes a las 22.30 vuelve a la pantalla de Canal 7 Peter Capusotto y sus videos. LA NACION habló con el humorista Diego Capusotto que hará reír con sus personajes clásicos y con otros a estrenar.

Capusotto no abandona los guiños de buen cómico ni cuando contesta preguntas desde la seriedad. Tiene en claro que prefiere el Canal 7 porque no necesitará cambiar su programa para cumplir con un número "x" de rating. También, afirma que lo político es tocado en su programa dentro de un "gran relato".

En momentos en que no hay programas con un elenco que se dedique cien por ciento a la comicidad. ¿Qué opina Capusotto del humor en la televisión argentina? ¿Le gusta cómo se filtra el humor político en programas de actualidad? ¿y el boom de los imitadores en ese contexto? ¿Qué opina de los periodistas militantes, artistas militantes, y sus respectivos opositores? Uno se pregunta también si podrían ser parte de los personajes/ estereotipos de sus videos... ¡Mirá la entrevista para saber qué contestó!

Novedades para todos y todas

Este año habrá nuevos personajes tomados de la variopinta sociedad argentina, que tanto Capusotto como Pedro Saborido, compañero clave en los guiones, saben identificar. Estos son algunos de ellos:

Pepito: un niño de 6 años que tiene un amigo invisible: el Gordo Vivencia, ex- guardia seguridad del dúo musical "Vivencia" -un célebre grupo de mediados de los 70's y principios de los 80's- que se corporiza en el mundo real y comete todo tipo de desmanes.

Yo estuve ahí: un fanático del rock obsesionado por llegar lo más cerca posible del escenario. Durante un show de "Judas Priest" trasciende dimensiones y avanza a través de un mar de cuerpos sudorosos por el cual puede transportarse a un show de "The Pet Shop Boys", a un acto de Daniel Scioli o a una conferencia de Paulo Coelho.

Dios, el contestador: agobiado por la demanda crónica del tema de León Gieco "Sólo le pido a Dios", la máxima autoridad celestial decide ejercer su legítimo derecho a réplica. "Sólo le pido a León" funciona como una esmerado y violento discurso en el que reclama a la humanidad que se haga cargo del libre albedrío.

Cacho Macaulayculkin: Cacho era un tipo inteligente al que le gustaba hacer chistes malos. Para que no lo tomaran por tonto se le ocurrió coronar la gracia con una onomatopeya: "¿Cómo está el mar? Como siempre, al lado de la playa. ¡Cuac!". Esta costumbre lo termina llevando a una granja para adictos a las muletillas televisivas.

"No, con vos, no"

"Con vos no hablo" podría ser otro de los personajes de Capusotto, pero lo dedicó sólo a la prensa que asistió a la presentación del programa en Canal 7. "¿Sos de Crónica? No, no. Con ustedes no hablo"; "¿Sos de Clarín? No, no"; "¿Sos de Telam? No, con vos no", "Sos de LA NACION? No, no. Me cortaron el brazo ahí". Claro que luego le dedicó tiempo a todos y cada uno de los medios.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.