Chispa, sagacidad y alegría

Georgina Barbarossa
(0)
16 de julio de 2012  

Conocí a Jorge Luz hace 30 años, pero me acuerdo de que cuando tenía cinco mis papás me llevaron al teatro Caminito, y lo vi actuar, dirigido por Cecilia Madanes, en La verbena de la Paloma . Se dio el lujo de hacer ópera en el Colón. Era un artista completo. Y nunca me voy a olvidar de su papel en La hija del general, en el Teatro Argentino de La Plata, dirigido por Alicia Zanca. Ella le dijo: "Hacé lo que quieras", y lo hizo bien, con un acento francés y hablando en ese idioma, sin decir nada. Estuve con él horas antes de que muriera, durante la tarde del sábado. Estaban todos sus amigos: Juan -que siempre lo cuidó-; Claudio Segovia; el doctor Zuvizarreta, su médico de cabecera; Cecilia Rossetto; Goldie Legrand; Olga Zubarry; Elena Lucena. Quique Estevanez estuvo al pie del cañón, como Marilú Marini. Soy injusta si me olvido de alguien, es que Jorge era millonario en amigos. Primero conocí a su hermana, Aída, cuando trabajábamos en Matrimonios y algo más . Volvíamos juntas de las grabaciones y era una delicia ese regreso. Después me hice amiga de Jorge. Muchas veces cenábamos en casa, los tres. Lamento no haber grabado esas noches memorables, donde nos moríamos de risa. Siempre que tuve un programa en la TV invitaba a los dos. Jorge era un ser inigualable, de un humor fantástico. Ha sido un genio inigualable y tuvo humor hasta ultimísimo momento, desde la cama. Cuando me despedí el sábado le pedí que me imitara a Cipe Lincovsky y lo hizo. Los dos hablábamos en un idish inventado. Quiero que se lo recuerde con una gran alegría, con esa chispa, sagacidad y rapidez únicas que tenía. Fue un hombre de un gran repentismo. Podía imitar mejor que a nadie a las personas. Te contestaba como Cipe, o Niní o Tita.

Le encantaba hablar por teléfono. Conversábamos durante horas. El me decía, cada vez que había un escándalo y yo estaba cerca: "No te metas en peleas, nena". Aprendí de él el amor, el tesón y abrazar esta profesión con tanta responsabilidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.