Chris Martin, preocupado por las malas críticas