Joaquín Vismara
(0)
25 de octubre de 2017  

Chance the Rapper

Con sólo 24 años a cuestas, Chancelor Johnathan Bennett pasó en poco tiempo de ser un talento underground a convertirse en el protegido de Kanye West y uno de los raperos preferidos de Barack Obama (su padre fue asesor del republicano en Chicago). Con su último disco/ mixtape, el notable Coloring Book (2016), Chance the Rapper pasó a jugar en las grandes ligas en términos de popularidad y venta de tickets y discos. Visto como el chico bueno del hip hop por sus declaraciones y posturas políticas, fue la persona responsable (en una maniobra no del todo clara) de evitar el cierre de la plataforma de audio online SoundCloud, una herramienta más que utilizada por artistas en ascenso.

Tyler, the Creator

La antítesis de Chance the Rapper. Tyler Gregory Ojonma fue cuestionado en reiteradas oportunidades por su lírica, acusado de incluir posturas misóginas y homofóbicas. Sin embargo, el chico malo de Los Ángeles desorientó a sus desertores en el reciente Flower Boy, que fue visto por varios como una declaración abierta (y algo solapada) de su homosexualidad. Polémicas aparte, el también integrante del colectivo Odd Future ofrece una lectura abrasiva del hip hop, con beats intensos y un flow filoso, una mirada al costado más oscuro de la música urbana actual.

Royal Blood

Con una formación escueta de bajo y batería, el dúo británico integrado por Mike Kerr y Ben Thatcher apuesta por un rock contundente y abrasivo. Gracias al uso de una multiplicidad de pedales de efectos, Kerr hace sonar su instrumento de una manera tan agresiva que no hace notar la ausencia de guitarras. A mitad de camino entre Muse, The White Stripes y Led Zeppelin, Royal Blood desarrolló en su carrera una propuesta cruda y lúgubre, de la que parecen acusar recibo desde el título de su flamante segundo álbum, How Did We Get So Dark? (¿Cómo nos volvimos tan oscuros?).

Anderson .Paak

Entre el rap, el soul y el R&B, la propuesta de Brandon Paak Anderson es de las más accesibles para quienes quieran incursionar en el mundo del hip hop sin tantos purismos a la vista. Al frente de The Free Nationals, el grupo con el que se presenta en vivo, Anderson .Paak alterna entre el rol de maestro de ceremonias y el de baterista del combo que timonea. Dueño de una productividad notable, a los nueve meses de publicar Malibu, su último disco a la fecha, en octubre del año pasado publicó Yes Lawd!, un disco de neosoul hecho a dúo con el productor Knxwledge con el nombre de NxWorries.

Spoon

La banda liderada por Britt Daniel (que ya estuvo en Buenos Aires hace unos años con su proyecto paralelo Divine Fits) representa la rama más artísticamente arriesgado del indie de la última década. Con un universo sonoro en el que conviven los Beatles, Nirvana, The Velvet Underground y Pixies, Spoon saltó del under a las grandes ligas con su segundo álbum, A Series of Sneaks (1998), pero su salto masivo llegó con la trilogía comprendida entre Kill the Moonlight (2002), Gimme Fiction (2005) y Ga Ga Ga Ga Ga (2007). En Lollapalooza presentarán Hot Thoughts, su noveno trabajo, que también significó su regreso al sello independiente Matador después de casi dos décadas de surfear con menor o mayor éxito las aguas de las grandes discográficas.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.