Comedia, testimonio y una pizca de terror. Cinco estrenos para reanimar una cartelera empobrecida por la crisis