Cine. Alex de la Iglesia, tras la pista de Messi