Bahman Ghobadi y la alegría del pueblo kurdo

El cineasta dirigió Media luna, su tercer largometraje, centrado en un viejo músico que reúne a sus diez hijos para tocar por última vez
(0)
30 de diciembre de 2009  

Bahman Ghobadi se convirtió en uno de los directores más prometedores con sólo tres películas en su haber. Este realizador kurdo-iraní centra sus films en la vida kurda y sus historias son duras y realistas, incluso chocantes, pero sin olvidar el humor y la esperanza. Estos elementos están presentes en Media luna , su tercer largometraje, que Primer Plano Film Group estrena mañana. Aquí Ghobadi posa su mirada en Mamo, un músico mayor y de renombre al que le dieron permiso para realizar un concierto en el Kurdistán iraní. Su fiel amigo Kako conducirá un autobús escolar que irá recogiendo a los diez hijos músicos de Mamo, repartidos por todo el Kurdistán iraní.

El viejo músico espera hace 35 años poder actuar de nuevo y no escucha la premonición de uno de sus vástagos de que algo terrible le espera antes de la siguiente luna llena, y así ese viaje se irá convirtiendo en una serie de aventuras y desventuras en la que Memo y sus acompañantes lograrán, por fin, llevarlos a todos al terreno de la aventura, de la emoción y de la magia.

Trailer de Media luna

Recuerdos

"He visto mucha tragedias en mi vida -dijo Bahman Ghobadi en un reciente entrevista que acercó la distribuidora del film a este diario- y la tragedia me tocó profundamente. Sin embargo no me gusta hacer films contando sólo historias tristes y por ello les agrego un toque de comedia. Me gusta mixturar la comedia y la tragedia, ya que es ésta es la esencia de la vida kurda."

El realizador nació en 1969 en Baneh, Irán, y estudió cinematografía en Teherán, donde comenzó a trabajar como fotógrafo industrial, además de rodar varios cortometrajes. Pero su verdadero interés estaba en filmar una película de largo aliento y así realizó en 1999 Epoca de caballos borrachos, por la que ganó la Cámara de Oro en el Festival de Cannes. En 2004 obtuvo la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián por Las tortugas también vuelan. Con Media luna volvió a lograr el reconocimiento de la crítica y varios galardones en las muestras de San Sebastián y de Estambul.

"Los personajes de Media luna -prosigue su realizador- se basan en gente con recuerdos de su niñez. Son apasionados y emocionales. La personalidad de la gente real que fui conociendo en toda mi vida suele inspirarme en la creación de mis personajes. De la misma manera fui experimentando las atmósferas de mi cine. La mayoría de los elencos de mis películas están compuestos por actores no profesionales, y así y todo siempre trabajo con ellos como si fuesen intérpretes de larga data en la pantalla grande".

El título original del film -finaliza su director- "se refiere a la historia de pueblo kurdo y a cómo vive mitad visible y mitad escondido. Espero que el público pueda, en la sala, descubrir esa mitad escondida al ver mi película".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.