Batallas familiares y autoexilios en el festival

Se vieron La batalla de Solferino y El eterno retorno...
(0)
23 de noviembre de 2013  

MAR DEL PLATA.- La Competencia Internacional va llegando a su fin. Ya se pueden sacar algunas conclusiones sobre lo que se pudo ver en esta sección competitiva del festival y el balance da resultados, en general, positivos. Ayer se presentó una de las películas más interesantes de la Competencia: La Bataille de Solférino, de Justine Triet. El film francés fue presentado ante el público por su protagonista, Laetitia Dosch, quien explicó que la directora es considerada en Francia como parte de una nueva ola de realizadores y que el grupo con el que trabajaron en esta película estaba formado por gente joven. Además, la intérprete agregó que le encantaba que el film se conociera en la Argentina porque "en Francia se habla mucho sobre el Nuevo Cine Argentino".

La película de Triet transcurre durante el 6 de mayo de 2012, día de elecciones en Francia, en las que Nicolas Sarkozy y François Hollande disputaron la segunda vuelta electoral por la presidencia de su país. Laetitia, una periodista de televisión que tiene que cubrir las elecciones, tiene dificultades hogareñas, al dejar a sus pequeñas hijas con un niñero sin demasiada experiencia, mientras su ex y padre de las chiquitas insiste en visitarlas. El paralelismo entre la contienda política, con sus manifestaciones callejeras filmadas como documental durante el día de las elecciones, y la "batalla" familiar funciona muy bien, sostenido por actuaciones sólidas y un manejo ajustado de los tonos, poniendo algo de humor en el drama y viceversa.

Dentro de la Competencia Internacional también se presentó la película griega The Eternal Return of Antonis Paraskevas, de Elina Psykou. Se trata de un film que cuenta de forma intrigante y con algunos detalles bizarros (un número musical imaginario con una canción de Julio Iglesias), la historia de un presentador de televisión en decadencia, el Antonis Paraskevas del título, que se autoexilia en un hotel cerrado y planea su regreso triunfal. La soledad del hotel tiene sobre la psiquis del conductor un efecto que recuerda a El resplandor, aunque sin elementos sobrenaturales. La búsqueda de la identidad, la soledad y la obsesión con la fama son los temas que subyacen detrás de la historia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.