Festival de Biarritz. Cine, en otra playa junto al mar