Con Grant, sólo delante de cámara

Romance fraguado para el periodismo
(0)
22 de junio de 2002  

NUEVA YORK.- Sandra Bullock ni siquiera necesita recurrir a todo su verborrágico histrionismo para inundar de risas el lugar en el que se reúne con la prensa cuando deja por un momento de lado a "Cálculo mortal" para hablar del trabajo que acometió inmediatamente después.

Se trata de "Two Weeks Notice", comedia romántica rodada entre febrero y mayo en Nueva York con la dirección del debutante Marc Lawrence y en la que la pareja protagónica (Bullock y el inglés Hugh Grant) dieron abundante letra a la prensa más indiscreta, sobre todo los periódicos sensacionalistas de Gran Bretaña, acerca de algunos escarceos que ambos habrían vivido fuera de los sets.

"Nos inventaron un montón de historias. Que nos enamoramos, que nos habíamos distanciado antes de la ceremonia del Oscar y después que nos reconciliamos en esa ceremonia. Antes de empezar a rodar, algunos diarios ya decían que estábamos peleados. Hasta se habló de un embarazo", dice Bullock con cara de tomarse toda la historia en broma.

Parece despreocupada, como restándole importancia a la avalancha chismosa. "Yo estaba feliz, en serio, porque definitivamente Hugh y yo jugamos todo el tiempo con ellos en clave de broma. Sabíamos que eso era en definitiva parte de nuestro trabajo y antes de empezar a filmar hasta nos pusimos de acuerdo sobre todo lo que íbamos a decir", dice hablando sin parar mientras subraya lo bien que la pasó ("amistosamente", aclara) junto al actor de "Mickey ojos azules".

Lo describe así: "Realmente, me gusta como compañero de trabajo y como ser humano. Es bárbaro verlo cuando controla desde los monitores todo lo que hace y fuera del rodaje salimos algunas veces y la pasamos muy bien, pero de allí a que hayan pasado otras cosas...".

Hasta que reconoce que, hace alrededor de un mes, su indiferencia hacia los rumores llegó a un límite de resistencia y comenzó a sentirse mal. "Está bien que a veces te fabriquen alguna cosa, forma parte de las reglas de este juego, pero llega un momento en que cuesta convencer a los demás de lo que digo", se quejó.

Pero la Sandra Bullock más risueña no tarda en regresar, cuando se le pregunta si efectivamente está saliendo formalmente con alguien. "Yo no dije nunca que no haya nadie cortejándome -expresa, resuelta-, sólo que estoy esforzándome mucho. Tengo citas, pero si uno quiere de veras tener una relación con alguien de este ambiente, los dos deben hacer un esfuerzo muy fuerte y muy sincero para combinar horarios, rutinas..."

Y cierra la cuestión con un nuevo guiño cómplice y lo que parece un final abierto para la cuestión. "Dejemos de lado el ambiente por ahora, ¿eh? También hay mucha gente buena y atractiva afuera, por ahí..."

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?