Conocer la intimidad de Nixon

María Fernanda Mugica
(0)
16 de septiembre de 2016  

Fuente: LA NACION

La imagen que tenemos de las figuras históricas del siglo XX suele estar formada, en gran parte, por las fotos o las filmaciones que vemos de ellas o por los archivos de audio en los que podemos escuchar sus voces. En general, estas imágenes y sonidos son los oficiales, tomados cuando la persona es consciente de que está presentándose ante el público de su época y, con un poco de suerte, para la posteridad. En el caso de Richard Nixon, una de sus imágenes más icónicas es aquella en la que se lo ve haciendo el gesto de la "paz" con las dos manos y los brazos extendidos, justo cuando se está por subir al helicóptero para abandonar la Casa Blanca, tras su renuncia. Pero mucho más fascinante es encontrar material de archivo en el que se puede ver a figuras de este calibre en la intimidad.

En Our Nixon, que se presentó en el último Bafici, la directora Penny Lane organizó un rompecabezas compuesto por fragmentos de las películas caseras filmadas en Súper 8 por tres de los hombres más cercanos al ex presidente norteamericano (H. R. Haldeman, John Ehrlichman y Dwight Chapin) y las combinó con parte de las 4000 horas de grabaciones de audio que había en la Casa Blanca. La película permite ver, con la mediación de los recortes y organización de la información que hace la directora, la intimidad de Nixon y sus allegados durante los años en los que gobernaban los Estados Unidos y los momentos de extrema tensión tras el escándalo de Watergate. Además de este atractivo voyeurístico, Our Nixon muestra el otro lado de la historia, a través de Nixon y sus hombres de confianza, mientras se desarrolla ante nuestros ojos una tragedia cuyo final nosotros conocemos, pero cuyos protagonistas lo ignoran.

Our Nixon

Hoy, a las 19, en el Palais de Glace, Posadas 1725

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.