Crítico por un día

Alfredo Leuco
(0)
14 de abril de 2003  

Acostumbrado a la búsqueda de lecturas que van mucho más allá de la interpretación lineal, Alfredo Leuco aporta su opinión sobre algunas películas que vio durante el último año y subraya aspectos de la pantalla nacional. "Hay trabajos argentinos valiosos y renovadores -dice-. "El bonaerense", por ejemplo, me impactó con la imagen. Sin embargo, me dejó con ganas de texto. Quizá por mi formación periodística creo mucho en la palabra, las historias y los guiones. Creo que la nueva generación tiene actitud creativa al momento de poner las cámaras, pero subestiman un poco la necesidad que toda película tiene de un buen guión".

Al mismo tiempo el periodista destaca "genialidades y genios": Campanella y Bielinsky por los largometrajes "El hijo de la novia" y "Nueve reinas". "Son cine puro que reúne esa fuerte complementación entre muy buenas imágenes e historias universales, emotivas, divertidas y muy bien escritas."

Otro día para morir: +

"Me enorgullezco de poder diferenciar ideología de entretenimiento. El mensaje me pareció burdo, primitivo y antiguo, típico de los setenta. Pero al mismo tiempo no me sentí ofendido, me divertí con la aventura, la producción impresionante y la sensación de que te tiene ansioso y expectante. Desde el punto de vista de la factura, la industria y el entretenimiento, me pareció extraordinaria".

Bowling for Columbine: +

"Me parece extraordinaria porque con recursos muy periodísticos y sin apelar a la sofisticación, Michael Moore hace una radiografía brutal de un sector de la sociedad norteamericana al que le cuesta mucho mirarse al espejo. Por ese motivo no alcanza a explicarse cosas que suceden en su país. Me parece una película bárbara. También creo que Moore tuvo mucho coraje cuando habló en la entrega de los Oscar. Me pareció coherente con su cine."

Mi gran casamiento griego: -

"Fui con mucha expectativa y luego de verla sentí que se quedó a mitad de camino. El tema de las grandes familias de inmigrantes, sus costumbres, hábitos y autocensuras, o el colorido cultural que cada uno aporta me interesa muchísimo.

Con todo eso se hicieron cosas maravillosas en cine. Pienso que esa riqueza hubiera podido estar más presente en esta película. No fue así."

Ciudad de Dios: +

“Me gusta el cine testimonial. «Ciudad de Dios» refleja a la América latina profunda y al Brasil atravesado por los problemas de la miseria. Tiene momentos extraordinariamente bellos desde la fotografía. Es difícil hacer belleza con el horror. Aquí se logra.”

Historias mínimas: +

"Si fuera candidato a presidente usaría esta película como plataforma electoral . Es lo mejor que tenemos en la Argentina: los paisajes, la gente sencilla. Por su fotografía y factura me pareció maravillosa. Me puso triste que no hubiera tenido la repercusión que merecía. Es una película de gran austeridad, sin recursos sofisticados ni efectos especiales. Es sólo la muestra de la vida sencilla, "de los pueblos de gesto antiguo", como dice la canción."

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.