Crítico por un día

Hoy: Mario “Pacho” O´Donnell
(0)
12 de mayo de 2003  

El historiador y escritor admite que pertenece a una generación que adoptó las influencias del gran cine europeo: "Nunca me voy a olvidar el impacto que me produjeron «El séptimo sello», de Bergman, y «Ocho y medio», de Fellini; películas que de alguna manera nos marcaron –confiesa–. Hoy, en cambio, creo que la escena está dominada por el cine anglohablante, uno que impacta pero no emociona". Por eso recomienda los títulos que ofrece el canal Europa, Europa.

También sugiere el paseo por los festivales de cine, como el último de producciones independientes que se realizó en Buenos Aires. "Allí pueden aparecer sorpresas interesantes como «Nadar solo», de Ezequiel Acuña. Hay una corriente de buen cine argentino que por carencia de recursos económicos se tiene que basar en buenos guiones y actuaciones. Eso le da una personalidad muy especial. Con los años aprendí a hacer reconocimientos y al hablar de esto hay que referirse a Manuel Antín por su gran vocación docente. Ha logrado con pasión y astucia que el cine sea reconocido como una disciplina universitaria y con la seriedad suficiente para que los padres acepten que los hijos hagan una carrera. Por supuesto, también hay otras escuelas y profesores. Se ve el resultado de jóvenes cineastas que llegan después de una formación sistemática, seria y prolongada".

Lejos del paraíso: -

"El cine norteamericano se ha ido desacostumbrando a plantear sentimientos. Cuando lo quiere hacer con «Lejos del paraíso», por ejemplo, muestra un planteo interesante pero sobreactuado, estereotipado y previsible que no conmueve."

Ciudad de Dios: +

"Me pareció extraordinaria. Creo que tiene una mirada que no está hecha desde la compasión de la clase media sino como una cámara puesta en la clase social, los sentimientos y rituales de los sectores más marginados y azotados por la violencia. Aquí se traduce una violencia entre las víctimas."

Bowling for Columbine: +

"Esta habla de la violencia del desarrollo. Plantea que la violencia nace del miedo. El pueblo norteamericano está asustado de su propio poder o de las consecuencias de su poder. Luego del 11 de septiembre la fantasía paranoica se transformó en un real siniestro. Y para volver a la película de Michael Moore, hay que decir que ahí se explica a una sociedad violenta por estar aterrada."

Potestad: +

"Película de César Angiolillo, sobre la obra de teatro de Tato Pavlovsky. Es interesante por su indagación sobre las huellas que la dictadura genocida ha dejado en un represor. Es una óptica original".

Pantalla norteamericana: -

"Tengo un gran rechazo a la mayoría de este cine. Parecería que su preocupación por la tecnología y los efectos especiales es asombrosa. Es difícil ver en la mayoría de las producciones una profundidad psicológica. Yo voy al cine para encontrar sensibilidad, personajes, conflictos parecidos a los de uno. «El discípulo» o hasta «El señor de los anillos» y «Harry Potter» pueden ser verdaderas proezas tecnológicas. Con «Chicago» me levanté y me fui. Lo puedo ver como un despliegue, pero me deja vacío. No dogmatizo; no digo que es malo. Pero, en general, me aburro. Si a usted le encantó, tiene más suerte que yo."

Lo mejor de nosotros: +

"Sin ser una gran película, este film checoslovaco es interesante. Vuelve a tocar el tema del nazismo y trata de qué manera la cobardía se parece al coraje y el coraje se disfraza de cobardía. Cosas humanas que siempre son confusas."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.