"Crónica de una fuga", en Toronto