De comedia negra a cuento de Santa