De Springsteen a los Beatles: cuando el cine nos conmueve con "las canciones de nuestras vidas"