El apóstata

Dilemas religiosos, en un film perturbador
María Fernanda Mugica
(0)
5 de noviembre de 2015  

El apóstata (España, Francia, Uruguay/2015) / Competencia internacional / Dirección: Federico Veiroj / Duración: 80 minutos / Próxima función: hoy, a las 17.15, en el Auditorium

La nueva película de Federico Veiroj, director de La vida útil, es una fábula original, divertida y extraña, que deja pensando sobre lo que cuesta y lo que significa ser libre.

Tal vez eso suene demasiado serio. Más aún teniendo en cuenta que la religión y varios dilemas filosóficos son la espina dorsal del film. Sin embargo, Veiroj le escapa a la solemnidad y encuentra la belleza en el absurdo de muchas de esas cosas de la vida que se consideran "importantes".

Gonzalo Tamayo, interpretado por Álvaro Ogalla, un español de treinta y pico, quiere apostatar, es decir, separarse formalmente de la Iglesia Católica. Para conseguirlo se enfrenta a una burocracia imposible y hasta un obispo intenta convencerlo de que puede creer lo que quiera, sin necesidad de borrar el registro de su bautismo. Pero él insiste en que su ingreso a la Iglesia fue involuntario y que la educación religiosa fue contraproducente.

En la aventura de Tamayo, también hay una prima de la que está enamorado; una familia que se siente humillada por su deseo de apostatar y su falta de objetivos prácticos en la vida; un chico vecino del que es tutor y amigo, y una serie de perturbadores sueños con referencias religiosas. Todo eso entra en esta pequeña película, que es ambiciosa en el mejor de los sentidos.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.