El cine alemán, en primer plano