En 3D no hay fronteras

Triunfan dos estrenos con humor y mitología
Marcelo Stiletano
(0)
29 de enero de 2012  

"¿Es en 3D?". La pregunta se reitera y multiplica en las filas que se forman frente a las boleterías de los complejos cinematográficos. Hasta ahora, por lo general son los chicos los que primero plantean ese interrogante, crucial para programar en familia una salida al cine. Pero la tendencia marca que la predilección del público argentino por el cine en tres dimensiones va de la mano con una creciente eliminación de límites y de fronteras en materia de edades y de géneros.

La prueba está a la vista en el fin de semana que estamos transcurriendo. Entre el comienzo del jueves y anteanoche, según las cifras más actualizadas de la consultora Ultracine, las películas más vistas del mercado local fueron Peter Capusotto y sus 3 dimensiones (28.071) e Inmortales (27.869). Dos flamantes novedades de la cartelera que ofrecen como atractivo principal la presentación en 3D por más que sus respectivas tramas (apoyadas en el humor y las leyendas mitológicas de la antigua Grecia) no son las más trajinadas por el cine que recurre a la tecnología de moda.

El caso de Peter Capusotto es el más notable, porque esta producción nacional se exhibe exclusivamente en las salas 3D. Inmortales, en tanto, tiene una mayoría de copias en tres dimensiones, pero la tercera parte de sus pantallas (117, según Ultracine) corresponde a copias en 35 mm. Y todo parece encaminarse a que ambos títulos conserven el liderazgo en el resto del fin de semana, aunque Sherlock Holmes: juego de sombras (25.284) y Los Muppets (23.289) están cerca.

El dato más significativo del box office local, entonces, es que dos estrenos simultáneos en 3D encabezan las cifras de concurrencia a los cines, sin que ninguna de ella responda a los parámetros habituales que se esperan de este tipo de lanzamientos. La tendencia, pues, indica que el significativo interés del público local por ver cine en 3D cada vez es respondido por una oferta de películas crecientemente diversificada.

Este giro es favorecido por el aumento de las salas equipadas con las nuevas tecnologías (algo más de 150, según la estadística del sitio cinesargentinos.com.ar) y por la aparición de alternativas hasta hace poco casi inimaginables, con dos admirables propuestas llegadas desde el terreno del documental. Pina, de Wim Wenders, fue todo un éxito, ya visto en la Argentina, según Ultracine, por algo más de 56.000 espectadores. La cueva de los sueños olvidados, de Werner Herzog, no tuvo igual repercusión, pero no hizo más que reforzar la tendencia.

De las películas 3D que están actualmente en cartel en los cines argentinos, la diversidad salta a la vista. Están El gato con botas, Las aventuras de Tintín, Operación regalo y Happy Feet 2, pero también La última noche de la humanidad y Terror en lo profundo, con sus tramas de miedo y suspenso potenciadas gracias al efecto 3D.

De aquí en adelante puede esperarse un mapa de estrenos en tres dimensiones con muchas variantes, desde la actualización de grandes clásicos recientes renovados con esta tecnología (Titanic, el Episodio 1 de La guerra de las galaxias) hasta nuevas incursiones en el terror y el misterio (los nuevos títulos de las sagas Inframundo y Resident Evil), junto a todo el nuevo cine de animación, más mitología (Wrath of the Titans), aventuras (Los Vengadores), ciencia ficción y fantasías como el regreso de Blancanieves en Mirror, mirror.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.