Taquilla: en la Argentina, Queen le gana por goleada a Lady Gaga

Rami Malek como Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody
Rami Malek como Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody
Bohemian Rhapsody arrasa en la taquilla y Nace una estrella pasa inadvertida
Marcelo Stiletano
(0)
14 de noviembre de 2018  

La historia de Queen y de Freddie Mercury hecha película arrasa. Mientras tanto, el colosal debut cinematográfico de Lady Gaga pasa inadvertido. En la Argentina hay un abismo en las cifras de concurrencia a los cines entre Bohemian Rhapsody y Nace una estrella. La primera superó el medio millón de entradas en apenas 11 días (562.912 hasta ayer, según Ultracine) y es el único éxito genuino en un escenario de números flojos y estrenos envueltos en la indiferencia absoluta. La segunda, con cuatro semanas en cartel, todavía conserva un lugar entre las 10 más vistas (séptima el último fin de semana), pero con un acumulado de 157.734 tickets.

'Shallow', canción oficial de "Nace una estrella" - Fuente: YouTube

03:35
Video

Visto en contexto, este fenómeno local está en línea con una tendencia global. En Estados Unidos y los otros territorios anglosajones (Reino Unido y Australia, sobre todo), Nace una estrella es hoy un éxito arrollador, con casi 200 de los 323 millones de dólares que acumula en la taquilla planetaria. Fuera de ellos, la respuesta es mucho más discreta y en algunos países, como España y Corea del Sur, se acercó directamente al fracaso. The Hollywood Reporter hizo notar estos días la comparación entre los escasísimos tres millones y medio de dólares recaudados por Nace una estrella en los cines coreanos frente a los 27 obtenidos por La La Land, el último éxito musical del cine estadounidense.

Trailer de la película Bohemian Rhapsody - Fuente: Youtube

02:30
Video

La influyente publicación de Hollywood ensayó otras dos explicaciones de esta respuesta por debajo de las expectativas que obtuvo Nace una estrella en buena parte de su recorrido fuera de Estados Unidos. Por un lado, la película tiene una trama que resuena con mucha más fuerza entre la audiencia norteamericana, sobre todo a partir de la memoria de las versiones previas. Por el otro, el factor de convocatoria de boca en boca, que tan buen resultado tuvo para Nace una estrella en el mundo anglosajón, se volcó en países como la Argentina en favor de Bohemian Rhapsody. Es mucho más fuerte entre nosotros el apego a Queen y la identificación con un catálogo de grandes canciones que acompañan a los argentinos por varias generaciones. El rescate que Bohemian Rhapsody hizo de esos éxitos inoxidables en sus versiones originales tuvo en los cines argentinos una respuesta inmejorable: fans de Queen de todas las edades acompañan la película desde la butaca cantando y aplaudiendo los hits de la banda.

Con las bellas (y nuevas) canciones que Lady Gaga y Bradley Cooper entregan en esta nueva versión de Nace una estrella ocurre aquí casi lo contrario. Fuera de la pantalla, la repercusión de esas melodías es casi nula, tal vez por una cuestión de timing. La mayoría de los observadores de Hollywood vaticina que varios de esos temas ocuparán un lugar protagónico en la competencia por el Oscar 2019 a la mejor canción original, pero falta todavía mucho tiempo para el anuncio de las nominaciones (22 de enero) y la ceremonia de entrega del premio (24 de febrero).

Una situación parecida se proyecta hacia la película misma. Nace una estrella es hoy una de las grandes favoritas a llevarse la recompensa mayor en la fiesta del Oscar. Y además de mejor película, podría ganar en cualquiera de las otras categorías principales, incluyendo la posibilidad muy fundada de que Lady Gaga quede entre las cinco nominadas a mejor actriz. Por el lado de Bohemian Rhapsody, en cambio, solo se registra un crecimiento en las chances que tiene Rami Malek en ocupar un lugar entre los candidatos a mejor actor. El público argentino ya convirtió al Mercury de Malek en su preferido.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.