Esta noche, la gran fiesta de Hollywood

Entrega de los Oscar: se transmitirá por TNT
Pablo Gorlero
(0)
29 de febrero de 2004  

LOS ANGELES.- Desde hace quince días, casi todos los suplementos de Espectáculos de esta ciudad tienen en su portada alguna nota vinculada con los Oscar. La fiebre se continúa en las centenares de gigantografías que adornan las calles de Hollywood y hasta los laterales de muchos edificios de toda la ciudad. Es que Los Angeles es la ciudad del glamour y la frivolidad. Aquí no hay ni Fiesta de la Manzana ni de la Doma. Esta noche, la entrega de los premios de la Academia de Ciencias y Artes de Hollywood será la cuenta preciosa de un collar con los Grammy, Emmy, Golden Globe y SAG Awards.

Parar en el Renaissance Hollywood Hotel es el lujo mayor. No hay habitaciones para esta semana desde hace varios meses. Es que el lujoso edificio está conectado directamente con el centro comercial Hollywood & Highland, con el Teatro Chino y el Kodak Theatre, sitio donde se desarrollará hoy la ceremonia. Se descuenta que las mejores suites albergarán a algunas de las celebridades que desfilarán por los casi 300 metros de alfombra roja que recorren la mencionada intersección y conducen por las amplias escalinatas de esa imponente sala.

Allí mismo, en el lujoso hall, coronado por los mencionados afiches en miniatura, esperan su turno para conversar con la prensa mundial, el director Louis J. Horvitz y el productor Joe Roth. Distribuida por Buena Vista Television, este año volverá a ser televisada por el canal de cable TNT, con subtítulos simultáneos. La conducción de la ceremonia estará a cargo de Billy Crystal. Por su parte, la Argentina tendrá los comentarios de Andy Kusnetzoff, en vivo, desde la alfombra roja.

Horvitz es un experto en la dirección de programas en vivo y en entregas de premios. Es la octava temporada que dirige la entrega de los Oscar, pero estuvo también a cargo de la entrega de los Emmy durante 12 años y una década como director del The American Film Institute´s Life Achievement Award. En el lado opuesto, Joe Roth produce por primera vez los Oscar, pero tiene una vasta carrera en cine, con más de tres docenas de películas en los últimos 25 años, entre las que se cuentan "La sonrisa de Mona Lisa", "Triple X", "Peter Pan" y "Las desapariciones" (aún sin estrenar). Le quitó el puesto a Frank Pierson, que dirigió la ceremonia durante 11 años. Se dice que la frialdad de la última entrega habría sido el motivo por el cual el presidente de la Academia decidió no elegirlo.

Buena Vista Television los reunió en el hall del Kodak Theatre para develarle a la prensa internacional los detalles de esta nueva transmisión.

Este año tendrán cinco segundos de retraso en la transmisión televisiva debido a lo sucedido con Janet Jackson en el Superbowl. ¿En qué los afecta?

Joe Roth: -En nada. Vamos a hacer un programa de tres horas y media y nadie espera que dure menos. Estaríamos terminando a la 0 hora de Nueva York (2 de la Argentina). Es una dualidad porque quiero un show entretenido, pero también, que se haga en el tiempo previsto. Este año tenemos mucha comedia y menos números de producción.

-Van a estar bajo la lupa de los censores... Por ejemplo: uno de los presentadores es Collin Farrell y todos sabemos que no puede pronunciar una oración sin decir la mala palabra con "f"...

Roth: -En un almuerzo con los nominados les avisé que todos vamos a estar bajo el microscopio desde el momento en que pisemos la alfombra roja. Es una lástima, pero se debe a los acontecimientos ya conocidos.

-¿Eso también se aplica a las declaraciones políticas?

Roth: -No, eso se aplica al uso de lo profano. No creo que el Oscar esté ni conectado ni desconectado de los eventos mundiales. La gente puede decir lo que quiera cuando sube al escenario, pero esto es un "show business". Y como está el mundo en estos tiempos, cada año podría ser tremendamente político.

-¿Tuvo momentos en los que se le paralizó el corazón durante una ceremonia?

Louis Horvitz : -¡Oh... sí! Con el irlandés Michael Flatley y "Lord of the Dance". El había dicho: "Acercame bien la cámara"... Y yo le dije al operador del steadycam: "Bien, Héctor, tomalo ahí. Acercate, acercate...". Bueno, en ese momento, Michael bailó directo a la cámara... muy directo... hasta que se la llevó por delante. Empezó a girar hacia atrás y revoleaba los ojos. Yo dije: "¡Dios, tengo que salir del aire! ¿Qué pasa si este tipo se cae?" Pero era el comienzo de una secuencia de 5 minutos. Resolví no cortar. El empezó a dar vueltas de izquierda a derecha del escenario, pero siempre se mantuvo bien en sus pies, como un buen boxeador.

-¿Les piden ser cuidadosos cuando hay algún escote pronunciado o alguien que "sugiere" demasiado?

Horvitz : -Sí, un par de veces. Trato de ser respetuoso con las directivas, pero no me interesa ser un censor. Soy partidario de ser apropiado.

Roth: -Históricamente a Elvis Presley se lo enfocaba de la cintura para arriba...

-¿Según su opinión, el asunto del Superbowl está calmado?

Roth: -Sí, absolutamente. Si das un vistazo a los 50 años de televisación de los Oscar, hay cientos de horas de programación sin demasiados incidentes. Pero la FCC (Federal Communication Commision) fijó multas de 27.500 dólares y ahora están tratando de triplicarlas para cada canal que ponga al aire el asunto. Estas cosas deberían preguntárselas a la cadena ABC. Nosotros somos la pistola para disparar. Hacemos el proyecto, no las reglas ni las regulaciones.

-¿Adelantarían algo del show?

Roth: -No lo podemos contar porque todas van a ser sorpresas.

-Pero, darnos algunas pistas...

Roth: Bueno... ¿Viste las cinco canciones nominadas? Vas a ver a Sting, a Elvis Costello, Allison Kraus, Annie Lennox y los cantantes de "The Mighty Wind". También van a presenciar algo único sobre el film "Triplets of Bellville" y van a ver a Billy (Cristal) en todo su esplendor. Trabajamos desde septiembre y sus cosas son increíbles. Y habrá muchos presentadores a los que no se había visto este año en ningún lado, a quienes vamos a combinar para brindarle más oportunidades al humor. En particular, el saludo a Blake Edwards va a ser emocionante. Lástima que no estará presente.

Jugar en primera

La entrega de los Oscar tiene una preceremonia que comienza a las 10 de hoy en el mismo Kodak Theatre. Ahí mismo es cuando cada nominado conoce su ubicación para esa noche. Como si la ceremonia estuviera transcurriendo, se hace un ensayo en el que todos, absolutamente todos, suben al escenario para recibir su Oscar y ofrecer un discurso. La finalidad es hacerles el trabajo menos complicado a los técnicos de la ABC. A su vez, los presentadores también ensayan sus partes y todo dura unas cuantas horas. Es un momento tan emocionante como estresante, pero se realiza para que la transmisión sea prolija temporalmente y para brindarles mayor seguridad a los participantes. Al finalizar el ensayo, cada uno se va con una bolsa de regalos valiosos valuada en 110 mil dólares (ver recuadro aparte).

Para Horvitz, la televisación de los Oscar es el evento en vivo de mayor importancia. Desde que firma el contrato con la Academia, sabe que tendrá que dejar cualquier ocupación durante dos meses. Son 22 cámaras en vivo, distribuidas por todo el Kodak Theatre, disposición que brinda un sentido de autoconfianza.

-Señor Roth, en este debut con los Oscar, ¿siente temor?

Roth: -Mirá, cuando me llamaron para hacer el show, sin haber hecho otro jamás, me pareció obvio ir detrás de gente que había trabajado mucho en él: Roy Christopher en el set; Mike Seligman, en la producción; y el "talent coordinator". Habría sido un idiota de no haber hecho eso. Inclusive por eso traje a Billy, porque lo que hace es genial. Cualquiera que sea el error, él no sólo lo cubre sino que saca lo mejor de él. Cualquier error que yo cometa, probablemente él lo vuelva humor.

-El no tenía muchas ganas de volver, ¿cómo lo convencieron?

Roth: Hace cuatro años que no está conduciendo la ceremonia. Nos conocemos bien porque fui compañero de escuela de su esposa. Por otra parte, uno de los mejores argumentos fue la muerte de Bob Hope, que condujo el Oscar 18 veces. Y ésta sería la 8a. vez de Billy: un año especial para que vuelva.

-¿Qué hacen cuando los ganadores se extienden en su discurso?

Horvitz : Hay una trampa debajo de ellos y se abre en el momento en que tienen que desaparecer... ¡Es una broma! Se les pone la música como para que se den cuenta de que tienen que ir terminando. Es una pista. Claro que si el discurso es sustancial, nunca la usás. De última, le cortás el micrófono, pero nunca ocurre.

Roth: -Una forma de batir el tiempo es no tener 27 minutos de baile. Por naturaleza, la comedia es rápida. He visto el show desde que era chico y siempre tuve mucho tiempo para ir a prepararme un sandwich cuando la gente se ponía a bailar en el escenario.

-¿Cómo se viven las horas previas al show?

Horvitz: -Yo me instalo en el switch, atento a las tomas.

Roth: -Me traje un catre desde el jueves y no me muevo de aquí. Mi oficina está a 50 metros y no la voy a dejar hasta que el programa termine. Estuvimos ensayando día y noche, desde el lunes hasta el domingo por la mañana, hasta que limpien la sala a media tarde. Luego, voy a estar todo el tiempo que pueda en el camión. Y durante los cortes comerciales, me iré corriendo al backstage para ver si puedo calmar los nervios de algunos y si alguien puede calmar los míos.

-¿Este año nos van a contar cuánto cuesta la transmisión?

Horvitz: -Siempre será nuestro secreto.

Por la TV

  • A las 14. "Live Countdown To The Red Carpet", por E!
  • A las 20. "Live From the Red Carpet", por E!
  • A las 21.30." 76va. "Entrega de los premios de la Academia en la Argentina", por TNT.
  • A las 21.30. "Pre-Show de los Oscar", por CNN en Español.
  • A las 2. "Live 2004 Academy Awards Post Show", por E!, el lunes, de 2 a 4.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.