Estrellas hechas de plastilina

Su creador, Nick Park, habla de su primer largometraje
Su creador, Nick Park, habla de su primer largometraje
(0)
29 de septiembre de 2005  

MEXICO (AP).- El director y animador británico Nick Park jamás ha dudado de su forma de hacer cine pese al dominio de la computadora y afirmó que la animación en arcilla -claymation en inglés- es el medio "perfecto" para plasmar las emociones humanas.

El creador de Wallace y Gromit, de visita en esta ciudad por el estreno de su primer largometraje, "La guerra de los vegetales" -que se estrenará la semana próxima en la Argentina-, sostiene: "La animación con plastilina es simplemente el medio perfecto. Soy un gran admirador de las películas con imágenes generadas por computadora, pero la arcilla es un medio que te permite expresiones maravillosas y transmitir humanidad".

Park también opinó que su film anterior, "Pollitos en fuga", había quedado "demasiado perfecto" en el sentido de que los realizadores fueron extremadamente cuidadosos en quitarle todo rastro de la forma en que se hizo la animación. "Si la película queda demasiado perfecta, ¿por qué no hacerla de una vez por computadora?", exclamó.

En "La guerra de los vegetales", explicó, sí se ven en algunas escenas las huellas de los animadores sobre las figuras y aparecen otros detalles que revelan el proceso de animación artesanal. Han surgido algunos avances que hacen más fácil la tarea de los animadores: por ejemplo, un molde de los pantalones de Wallace y de su chaleco, así como veinte moldes distintos con las diferentes sonrisas de Wallace, que permite que los 30 animadores que trabajan en la película unifiquen la emotividad que el personaje proyecta. La computadora también sirve para "limpiar", por ejemplo, cuando "a alguien se le olvida una taza de té en el escenario".

Locos y con dientes postizos

Los británicos Helena Bonham-Carter y Ralph Fiennes prestaron sus voces para dos personajes centrales de "La guerra de los vegetales", una parodia que trata sobre una bestia misteriosa que devora las verduras cultivadas con mucho cariño por los pobladores de un pueblito inglés.

Park dijo que para la película los productores no sólo querían "voces famosas" sino actores que pudiesen darle ese tono de la "clase alta" muy británico a los personajes y que estuviesen "un poquito locos". Park relató que la actriz creó la voz ideal para Lady Tottington al pedirle a su marido, el cineasta Tim Burton, que le mandara la dentadura artificial que había usado en "El planeta de los simios".

Después de cuatro o cinco años de trabajo para la película, Park dijo que pensaba darse un respiro, aunque su empresa Aardman se encuentra preparando varias películas con otros personajes de sus estudios.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.