Exitosa semana de cine a $ 1,50 en Salta

Se exhiben sólo films argentinos
(0)
11 de diciembre de 2001  

SALTA.- Por quinto año consecutivo se realiza en esta ciudad la Semana del Cine Argentino, organizada por el gobierno de la provincia a través de su Ministerio de Educación y Cultura, con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.

Durante siete días se exhibe en una de las salas del céntrico Hoyts General Cinema un ciclo de preestrenos nacionales integrado por “NS/NC”, de Fernando Musa; “Sábado”, de Juan Villegas; “Rosarigasinos”, de Rodrigo Grande; “El descanso”, de Rodrigo Moreno; “Herencia”, de Paula Hernández; “Tres pájaros”, de Carlos María Jaureguialzo y “Modelo 73”, de Rodrigo Moscoso.

Paralelamente se ofrecen como estrenos “Rapado”, de Martín Rejtman; “Mundo grúa”, de Pablo Trapero; “Taxi, un encuentro”, de Gabriela David; “La libertad”, de Lisandro Alonso; “Sólo por hoy”, de Ariel Rotter y “Contraluz”, de Bebe Kamin.

Desde el primer día el público respondió masivamente a esta convocatoria, atraído no sólo por la bien seleccionada programación, sino por el precio de la entrada, que se fijó en 1,50 peso.

Edgardo Chibán, coordinador de la muestra y constante impulsor de la cultura en Salta, aportó, durante un diálogo con LA NACION, su explicación acerca de la necesidad de proseguir con esta muestra de preestrenos.

"El público salteño -dijo- es un entusiasta de la cinematografía argentina, y tiene pocas posibilidades de acceder a sus expresiones, ya que aquí se estrenan principalmente las películas que tienen mayores posibilidades de obtener éxito comercial. Teníamos plena conciencia de que la situación económica del país nos jugaba en contra, pero quisimos insistir en realizar la muestra y en traer a algunos de los responsables de las películas que exhibimos. Felizmente contamos con el apoyo de empresas privadas y de un pequeño subsidio del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, además de establecer el precio de las entradas en 1,50 peso... Creo que no vamos a fracasar en nuestro intento, ya que hasta ahora el público responde con entusiasmo y calculamos que durante la semana asistirán a las proyecciones aproximadamente mil quinientas personas."

En tiempo de crisis

Durante los primeros cuatro días del festival se exhibieron otros tantos títulos no estrenados en Buenos Aires que aportaron interesantes nombres de jóvenes y noveles realizadores que buscan una nueva estética para nuestra pantalla.

Tanto "Sábado", del salteño Juan Villegas, con Gastón Pauls y Daniel Hendler, como "Tres pájaros", de Carlos María Jaureguialzo, con Daniel Kuzniecka e Isabel Achával; "Modelo 73", de Rodrigo Moscoso, con Sebastián Colina y Fernando Beltron, y "El descanso", de Rodrigo Moreno, con Ulises Rosell y Andrés Tamborini, lograron entusiastas aplausos de la concurrencia.

Cada uno de estos films, con sus estilos diferentes, aportan nuevos y promisorios nombres al porvenir del cine argentino. Sus realizadores, durante una charla con LA NACION, coincidieron en subrayar el esfuerzo que supone acceder al largometraje en tiempos de crisis. "Pero no por ello -agregaron- debemos desistir de nuestros propósitos de llevar a la pantalla nuestros sueños, nuestras realidades y nuestras ilusiones, que, en definitiva, son los sueños, las realidades y las ilusiones de todos los argentinos."

En esta muestra, que se inició coloridamente con la actuación de la Orquesta Sinfónica de Salta, dirigida por Felipe Izcaray, que ejecutó temas de conocidos films, no hubo distinciones ni se elige a la mejor película. "Es simplemente -apuntó Chibán- una oferta de cine argentino que traspasa las fronteras de Buenos Aires para enclavarse en Salta y mostrar a sus habitantes la pujanza de nuestros realizadores."

Hubo, sin embargo, un galardón. Y fue para "La ciénaga", una opera prima de la directora salteña Lucrecia Martel, actualmente becada en París. El premio, denominado Cardón de Bronce, fue recibido por Juan Cruz Bordeu, uno de los protagonistas de la película.

Incentivo para el público

Por otra parte, Salta trata de capear el temporal de la recesión de espectadores. Y es Chibán el que explica su metodología: "En el Alto NOA Shopping, inaugurado hace menos de un año, hay ocho salas que fijaron el precio de las localidades en $ 2,25 todo los días, de 11 a 15, y $ 3,75 desde las 15 en adelante. Los viernes, sábados y domingos, desde las 18, el importe es de $ 6,50. En los tres cines restantes, ubicados en la zona céntrica de la ciudad, el importe nunca excede los 4 pesos. Con este sistema hemos logrado incrementar notablemente el alza de espectadores".

Retornando a esta quinta edición de la Semana del Cine Argentino, sus organizadores apuntan a proseguir el año próximo con "este esfuerzo -finaliza Chibán- , que bien vale la pena tanto para el cine argentino como para los habitantes salteños, tan huérfanos de películas nacionales. El dinero es, sin duda, muy importante para este emprendimiento. Pero mucho más importante es el entusiasmo con que lo sostenemos, contando siempre con un público que descubre títulos fílmicos que, de otra forma, nunca llegarían a Salta".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.