Fiesta, premios y un final de lujo para el cine más audaz

La película The Unicorn fue la ganadora de la competencia internacional; el galardón del jurado fue para la uruguaya Los tiburones, y entre las argentinas ganó Fin de siglo
The Unicorn, un documental sobre Peter Grudzien, un artista hoy olvidado
The Unicorn, un documental sobre Peter Grudzien, un artista hoy olvidado
La película The Unicorn fue la ganadora de la competencia internacional; el galardón del jurado fue para la uruguaya Los tiburones, y entre las argentinas ganó Fin de siglo
Diego Batlle
(0)
14 de abril de 2019  

Si bien la 21» edición del Bafici finalizará recién esta noche con la película de clausura ( Santiago, Italia, documental sobre Chile dirigido por el italiano Nanni Moretti), ayer se entregaron los premios en las distintas competencias.

En la Competencia Internacional el premio a Mejor Película fue para The Unicorn, documental de Isabelle Dupuis y Tim Geraghty sobre Peter Grudzien, un artista hoy olvidado que en 1974 grabó el primer disco de country abiertamente gay. El Premio Especial del Jurado recayó en Los tiburones, sensible ópera prima de la uruguaya Lucía Garibaldi sobre el despertar sexual de una adolescente de 14 años. Como Mejor Director fue consagrado el francés Louis Garrel por la tragicomedia de enredos románticos L'Homme fidèle; como actor triunfó el niño japonés Keita Ninomiya por la delirante comedia pop We Are Little Zombies, y como actriz lo hizo la británica Ella Smith por Ray & Liz.

Por su parte, en la Competencia Argentina la estatuilla principal fue para Fin de siglo, primer largometraje de Lucio Castro, sobre la relación afectiva entre un porteño radicado en Nueva York y un español instalado en Berlín que se conocen de manera casual en Barcelona. El galardón a Mejor Dirección fue para Eloísa Solaas por Las facultades, documental sobre las distintas universidades públicas en tiempos de exámenes; mientras que la Mención Especial fue para Breve historia del planeta verde, de Santiago Loza, que ya había sido reconocida en la reciente Berlinale.

El palmarés oficial se completó con las otras cuatro competencias. En la de Derechos Humanos el jurado optó por Soleils noirs, de la canadiense Julien Elie (Mejor Película), y la argentina ¿Quién mató a mi hermano?, de Ana Fraile y Lucas Scavino, sobre el caso de Luciano Arruga (Mención Especial). En Vanguardia y Género resultaron galardonados Danny, de los canadienses Lewis Bennett y Aaron Zeghers (Mejor Largometraje), y The Children of the Dead, de los austríacos Kelly Copper y Pavol Liska (Gran Premio). En la Latinoamericana fueron distinguidos La fundición del tiempo, del uruguayo Juan Álvarez Neme (Mejor Película), y la realizadora Peri Azar por la argentina Gran Orquesta (Mejor Dirección), y en la de Cortometrajes Argentinos fueron reconocidos cuatro films: Blue Boy, de Manuel Abramovich; La siesta, de Federico Luis Tachella; El récord, de Daniel Elías, y Romance de la ternura tardía, de Ana Bugni.

Esta 21» edición del Bafici tuvo que sobrellevar varios cambios (empezando por la mudanza desde los complejos de Village en Recoleta y Caballito al Multiplex Belgrano) y un ajuste en cantidad de salas, películas y funciones por título. También en el rubro de invitados internacionales se notó la falta de presencias de peso, como las recientes de Peter Bogdanovich, Nanni Moretti o John Waters, aunque el director británico Julien Temple, la actriz portuguesa Isabel Ruth, la intérprete sueca Christina Lindberg y la realizadora austríaca Friedl vom Gröller -entre otros- acompañaron las proyecciones de sus trabajos.

Los organizadores del festival optaron este año con buen tino por ampliar la llegada a más barrios con múltiples actividades al aire libre y en cafés notables de la ciudad. Si bien eventos como Maratón Bafici tuvieron una respuesta masiva, algunas actividades (como las ligadas a superhéroes de Marvel y DC Comics) poco tuvieron que ver con el perfil artístico del festival.

Como siempre, lo mejor del Bafici fueron sus películas: desde las retrospectivas dedicadas a la guionista y directora inglesa Muriel Box (pionera del feminismo en el cine) y al notable realizador portugués Paulo Rocha hasta múltiples estrenos mundiales, internacionales y latinoamericanos. Entre los mejores films de este año figuraron Putin's Witnesses, de Vitaly Mansky; Her Smell, de Alex Ross Perry, y Eighth Grade, de Bo Burnham, aunque -claro- cada cinéfilo tendrá su propia lista.

También fue buena la cosecha 2019 de la Competencia Argentina no solo con los tres títulos premiados, sino también con otros, como Margen de error, de Liliana Paolinelli, y Método Livingston, de Sofía Mora. Queda claro que el Bafici, más allá de sus avatares, sigue siendo la principal plataforma de lanzamiento para el cine nacional más independiente, frágil y audaz.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.