Historia de época con gran despliegue visual

"La intriga del collar" no se vio en cines
"La intriga del collar" no se vio en cines
(0)
28 de junio de 2002  

"La intriga del collar" ("The affair of the necklace" es el título original) recupera un caso real que conmovió a la realeza de París a fines del siglo XVIII, poco antes del estallido de la Revolución Francesa.

Este film de Charles Shyer (director de la saga de "El padre de la novia", "Uno contra otro" e "Irreconciliables diferencias"), que el sello AVH editó anteayer en video y DVD sin haber pasado previamente por las salas argentinas, reconstruye una enorme confabulación en torno de un famoso collar conformado por 647 diamantes.

En esta historia de aventuras e intrigas palaciegas en la línea de la francesa "Ridicule", de Patrice Leconte, y de "Relaciones peligrosas", de Stephen Frears, la heroína es Jean de la Motte-Valois (interpretada por Hilary Swank, ganadora del Oscar a la mejor actriz protagónica por "Los muchachos no lloran"), una joven despojada de los títulos de su aristocrática familia por problemas políticos ligados con su padre, que rompe todas las reglas y concibe una ingeniosa conspiración que hace temblar el poder de la reina María Antonieta y del rey Luis XVI.

Adrien Brody (el patético marido de Jeanne), Paul Baker (un gigoló que se enamora de la protagonista), Jonathan Pryce (el cardenal Rohan), Joely Richardson (la despótica María Antonieta) y un hilarante Christopher Walken (el conde Cagliostro, líder del culto de los Illuminati) completan el sólido elenco de este largometraje, cuya historia central ya había sido descripta por la película francesa "L´affaire du collier de la reine", filmada en 1946 por Marcel L´Herbier.

Vestuario destacado

Rodada en exteriores e interiores de Praga, París y en los mismísimos salones del palacio de Versalles, "La intriga del collar" es una película sin grandes hallazgos temáticos, pero con un espectacular despliegue visual. Así, pese a sus indudables carencias narrativas, la fotografía, los decorados, el diseño de arte y especialmente el vestuario (fue nominado al Oscar en este rubro) están a la altura de las producciones más ambiciosas y logradas del cine de Hollywood

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.