Irreverente comedia española

(0)
27 de junio de 2002  

"Año Mariano" (España/2000). Dirección: Fernando Guillén Cuervo y Karra Elejalde. Con Karra Elejalde, Fernando Guillén Cuervo, Manuel Manquiña, Gloria Muñoz, Silvia Bel y otros. Guión: José Antonio Ortega, Karra Elejalde y Fernando Guillén Cuervo. Fotografía: Hans Burmann. Música: Kike Suárez Alba. Presentada por Primer Plano Group. Duración: 113 minutos. Calificación: sólo apta para mayores de 13 años.

Nuestra opinión: buena.

Por los calurosos caminos de España va Mariano en su destartalado automóvil. Entretiene su soledad con rápidos tragos de espirituosa bebida mientras reparte, en locales de ínfima categoría y pubs de mala muerte, su colección de videos pornográficos para hacer soñar a los aburridos lugareños.

Así, su vida transcurre entre hostales desvencijados y clientes indiferentes hasta que una noche, y con el alcohol como fluido corporal mayoritario, se despista del camino, choca su vehículo contra una plantación de marihuana, que la policía se dispone a quemar, y la combustión le genera una fantasía a la que él se aferra con todas sus fuerzas. Cree ver, entre las llamas, la figura de una Virgen que le sonríe y parece indicarle un nuevo camino. El de la redención, el del cambio total, el de la ayuda a los demás.

Con este punto de partida los directores Fernando Guillén Cuervo y Karra Elejalde, protagonistas además del film, construyeron una comedia alocada que habla de milagros, de estafas y del bien y del mal como elecciones de existencia.

Mariano no tardará en convertirse en un milagrero al que el pueblo seguirá incondicionalmente. Y no podía ser de otra manera, ya que él vio a la Virgen, vio su sonrisa, se extasió con sus lágrimas. Un avispado showman y promotor de espectáculos de medio pelo aprovecha la incredulidad pueblerina y así ambos, frente a la furia del cura del pueblo y de un empresario que ve derrumbarse un pingüe negocio, montan un santuario para escuchar las pláticas de su nuevo representante terrenal y dejar sus donativos.

Gracia apicarada

Una bella periodista se convertirá, en la imaginación de Mariano, en esa Virgen, y entre una fauna humana sedienta de ser beneficiada con los "milagros divinos" y situaciones enredadas que dan lugar a la sonrisa y, a veces, recalan en cierta irreverencia, la historia se convierte en una comedia alocada y pasatista.

Los directores y, al mismo tiempo, coautores del relato demostraron imaginación y apicarada gracia. Pero se dejaron arrastrar por un guión bastante reiterativo que, con algunos minutos más, hubiese ganado en atracción y en sutileza.

"Año Mariano" apunta al disparate más alocado. Y da en el blanco, pese a las puntualizaciones señaladas. Y se ubica, sin duda, en ese ahora algo anticuado movimiento del cine español que procuró, luego de cuarenta años de mordaza política, destapar algunos temas tabúes para el público cinéfilo.

Tanto Karra Elejalde como Fernando Guillén Cuervo, como protagonistas, cumplieron con solvencia sus respectivos papeles. Ambos desbordan simpatía y oficio, en tanto que el resto del elenco aporta la frescura necesaria para que los disparates se tiñan de cierta pátina de cotidianidad y calidez.

Los rubros técnicos, sobre todo la fotografía del siempre impecable Hans Burmann, son otros sólidos apoyos para que este relato pueda ser apreciado sin tomar demasiado en serio lo que desarrolla.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.