Josh Brolin, algo más que un villano

Fernando López
(0)
8 de febrero de 2011  

Josh Brolin empezó por ser el hermano mayor de Los Goonies (Richard Donner, 1985), aquella pandilla de chiquilines que encontraba en el desván el plano de un pirata y se embarcaba en una ingenua búsqueda del tesoro. Tenía entonces 17 años y todavía estaba más familiarizado con el ambiente del rancho californiano en el que residía que con la vida en los sets, gracias a que había permanecido bastante aislado de las actividades de su padre, el actor James Brolin ( Gable and Lombard ), como lo estaría después de las de su futura madrastra, Barbra Streisand. No fue, pues, fruto de la influencia familiar su ingreso en el mundo del espectáculo, sino una clase de actuación a la que asistió durante la secundaria y despertó en él la curiosidad por el oficio. De ahí al modesto debut en TV y en grupos independientes de teatro, hubo un solo paso. En eso estaba cuando lo descubrió Spielberg, productor de Los Goonies , y su vida cambió. Pero quizá por algún consejo familiar o a causa de experiencias propias, Josh se guardó algunos ases en la manga. Para no estar obligado a aceptar lo que le ofrecieran, poder hacer el camino a su gusto en una carrera tan imprevisible, y asegurarse el sustento, empezó a jugar en la Bolsa, sin moverse de casa, como un discreto Gordon Gekko en piyama. Por supuesto, ni imaginaba entonces que algunos años después le tocaría lucirse como el rival acérrimo de Gekko en Wall Street 2 , y que le lloverían ofertas de algunos de los directores más prestigiosos de Hollywood y alrededores.

* * *

El ascenso no fue vertiginoso sino escalonado: primero alternó su labor en teatro con papeles en ciclos de televisión, algunos tan exitosos como The Young Riders , donde le tocó personificar a Wild Bill Hickok. Después vinieron personajes secundarios en films de cierto relieve: Días de amor y rosas , La sombra de la noche , Mimic , El hombre sin sombra ? Finalmente, los compromisos mayores con cineastas de la talla de Woody Allen ( Melinda y Melinda ), Robert Rodriguez ( Planet Terror ), Quentin Tarantino ( Sin lugar para los débiles ), Paul Haggis ( La conspiración ), Ridley Scott ( Gánster americano ), Oliver Stone ( W, donde encarnó a George W. Bush), y una seguidilla que empezó con el villano que le valió una nominación al Oscar: el asesino de Milk ; siguió con el arrogante magnate de Wall Street 2 y continúa ahora con el par de novedades que lo devolverán por duplicado a nuestras pantallas a partir del jueves. Porque al escritor frustrado e incómodo consigo mismo, su matrimonio y su vida profesional que concibió Woody Allern para Conocerás al hombre de tus sueños, va a sumarse un nuevo villano: el asesino de cara manchada al que persigue la despareja pareja protagónica (el veterano Jeff Bridges y la adolescente Hailee Steinfeld) en la nueva versión de Temple de acero firmada por los hermanos Coen.

Viene bien la coincidencia para que quede demostrado -por si hiciera falta- que a Brolin le sobran oficio y versatilidad para transmitir las mismas inseguridades y cometer los mismos errores que cualquier hombre común y corriente o para encontrarle otros matices al clásico villano del western. Y todavía lo espera otra prueba: la de sumarse a los Hombres de negro , cuyo tercer capítulo está en producción.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.