Festival de Cannes. La apertura, entre polémicas y decepciones